La Casa de la Sedronar a otro lado, insisten los vecinos

La Cooperativa Quimey Hue reclamó a los concejales que se revea la construcción de la Casa Terapéutica. Cuestionan la decisión inconsulta.



#

Los vecinos del Quimey Hue expusieron su rechazo ante los concejales. Foto: Toncek Arko

POLÉMICA

Vecinos del barrio Quimey Hue volvieron a rechazar la instalación en un espacio de dominio público de la Casa Educativa Terapéutica de prevención contra la drogadicción y pidieron que se revea la decisión.

La polémica surgió meses atrás cuando la Junta Vecinal y la cooperativa Quimey Hue que dio origen a la barriada en 1984 se enteraron que el municipio había decidido construir un centro de prevención de la drogadicción en un espacio donde se proyectó dos años atrás una plaza pública, que finalmente se inauguró este año con el nombre de “Plaza Papa Francisco”.

El barrio agilizó la inauguración de la plaza como un centro recreativo para niños, para remarcar que el destino del predio libre, lindero a la escuela Nehuén Peumán, sería un espacio público.

En una audiencia con los concejales en Comisión Legislativa, Roberto Orán, Juan Carlos Guajardo, Oscar Jaramillo y Manuel Quiladrón de la cooperativa Quimey Hue, expusieron su malestar y rechazaron la construcción de la Casa Terapéutica.

“Nunca nos consultaron, de un día para otro nos dijeron que iban a construir una Casa Terapéutica y la gente sintió molestia por ser avasallada en sus decisiones sin darle participación a opinar”, dijo Orán el vocero de los vecinos.

Los vecinos indicaron que no quieren la sede de la Sedronar en el barrio por considerar que no es el lugar apropiado emplazarlo al lado de una escuela aunque dijeron coincidir que Bariloche necesita de un centro de prevención de adicciones.

El concejal Carlos Valeri del Frente Grande explicó a los vecinos que el proyecto se aprobó por acordar con la necesidad de un centro de prevención de adicciones y porque el gobierno municipal informó la conformidad del vecindario.

El dirigente vecinal planteó que la cooperativa que creó el barrio cuyas tierras fueron compradas y loteadas en la década del ´80, cedió tierras para el colegio secundario de gestión social que se encuentra lindero a al terreno en cuestión, en otro extremo se crearon canchas de fútbol y se donaron tierras para un hospital de complejidad inferior al zonal, cuya obra quedó trunca por falta de decisión política.

Quiladrón propuso que con los 18 millones de pesos destinados al centro de la Sedronar,cuya obra fue aprobada por el Concejo Municipal a propuesta del Ejecutivo, se concrete la obra del hospitalito. Algo que desestimó el presidente del cuerpo Ramón Chiocconi por tratarse de dos temas diferentes.

El proyecto de la Casa terapéutica se prevé en tierras de dominio público, en una superficie de más de 650 metros cuadrados destinados a actividades educativas y culturales, y un gimnasio de 430m2 para actividades deportivas y de esparcimiento para toda la comunidad.

DeBariloche

 


Temas

Bariloche

Comentarios


La Casa de la Sedronar a otro lado, insisten los vecinos