La ciudad de Vaca Muerta no puede pagar los sueldos si no la ayudan

Tiene 200 empleados. Si cumple sus obligaciones con los empleados descuida los servicios públicos que están bajo su órbita porque no hay concesiones.



Los contrastes son abismales en la ciudad que es la puerta de entrada a los nuevos yacimientos hidrocarburíferos del país.   Foto: Mauro Pérez

Los contrastes son abismales en la ciudad que es la puerta de entrada a los nuevos yacimientos hidrocarburíferos del país. Foto: Mauro Pérez

Añelo es la puerta de Vaca Muerta que es el polo económico principal del país. No obstante su municipio debe pedir ayuda a la provincia para poder pagar el sueldo de sus empleados y gastos de funcionamiento. La ciudad extendió por un año más un convenio con la provincia de asistencia y colaboración financiera.

“Con ese convenio la municipalidad de Añelo cubre la totalidad de los salarios”, dijo Dario Díaz, intendente de Añelo.

200 son los que integran la planta de personal en el municipio, “entre intendentes, concejales y toda la planta política”, declaró.

Señaló que todo suma una masa salarial de casi 10 millones de pesos mensuales. “Se cubre con lo que se recibe de coparticipación que es alrededor de 6 millones y la diferencia es con lo que recibimos por el convenio”, describió.

Dijo que el valor del salario está regulado por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y su aumentó “originó una brecha mayor en el faltante para poder cubrir los salarios con la ley de coparticipación”.

Explicó que por este convenio el último mes recibió un aporte de casi 4 millones de pesos.

“A fin de año se hace el análisis del cumplimiento y si se cumplió se vuelve no reintegrable”, dijo Díaz sobre el acuerdo que se renovó hasta abril de 2020.

“Hoy los sueldos se podrían cubrir con recaudación propia, pero no podríamos funcionar y mantener los servicios que necesita la comunidad”, explicó Darío Díaz.

El costo mensual de todo el funcionamiento municipal precisó que es de 16 millones de pesos. “Se incluye sueldos y obras menores”, manifestó.

Expuso que en se monto además hay “costos de funcionamiento y mantenimiento de los servicios, reparaciones por roturas, y es un pueblo que está en permanente desarrollo donde hay que hacer calles y mantener los servicios”.

A la vez sumó que “no hay un convenio con el EPAS donde el organismo se haga cargo de los servicios del agua y de la cloaca como pasa en otras ciudades, sino que el municipio se hace completamente cargo”.

“Después está las actividades deportivas y culturales, y el municipio se hace cargo del agua, cloaca, limpieza, y se hacen pequeñas obras”, añadió.

La recaudación propia del municipio es de 6 millones de pesos mensuales. “La mayor parte es por la tasa de seguridad e higiene, patentes y el resto es por propiedad a inmuebles”, expuso Díaz.

Hoy los sueldos se podrían cubrir con recaudación propia pero no podríamos funcionar y mantener los servicios.

Darío Díaz es el intendente de la localidad base de los no convencionales.

Por la tasa de inspección de seguridad e higiene marcó que “este año hay empresas de primera línea que van a tributar 5 millones de pesos al municipio”.

Detalló que actualmente pagan esta tasa 70 empresas y se esperan que para fin de año sean unas 100 compañías.

La demanda de terrenos para empresas es constante y se rechazan pedidos

El parque industrial que se planificó de 270 hectáreas “ya está prácticamente cubierto” opinó Darío Díaz.

“El movimiento es constante y estamos acotados y rechazando porque no hay espacio, y la falta de infraestructura de servicios lo obliga”, señaló.

Ante esto mencionó que se trabaja con el ejecutivo de la provincia para que se pueda iniciar el Parque Industrial Provincial “y así se vayan radicando más empresas”.

“Cuando se termina una obra quedó gente sin trabajo y esta reubicación es la que lleva tiempo”, observó y “más cuando hay despidos masivos como ocurrió en Fortín de Piedra con la terminación de las obras”.

Las empresas tienen su propio ritmo. Foto: Mauro Pérez

Aseguró que trabajan “para incorporar a los desocupados en otras obras de otras compañías” y cuantificó que hay entre 80 y 90 desocupados en Añelo,

El total de habitantes se estima entre 9 y 10 mil personas.

Los fondos coparticipables que envía la provincia a los municipios están determinados por la ley 2148 sancionada en 1995 y desde entonces nunca fue actualizada lo que permite cierta discrecionalidad del Ejecutivo.

Añelo por la ley de coparticipación provincial recibe un 0,82 por ciento.

La capital neuquina en su presupuesto 2019 indica que recibirá en todo el año por regalías 1.825.355.000 de pesos.

La diferencia en coparticipación con la ciudad que es la puerta de entrada al yacimiento más importante del país es notable.

Análisis*: Seis años desde que se habilitó el desarrollo

Antes de agosto de 2013 había certezas que el crecimiento de Añelo era un viaje de ida. Ese mes se aprobó el convenio con YPF Chevron que fue la llave de ingreso a la explotación no convencional masiva.

Jorge Sapag perdió la elección ese año y Guillermo Pereyra se opuso al acuerdo y le ganó. Seis años después no hay cambios en la estructura urbana que le permita albergar el crecimiento explosivo de la población. Por eso que las petroleras arman ciudades temporarias en el campo para dar cobijo a sus trabajadores.

Como contrasentido Pereyra es el único que proyecta una ciudad aunque le falta plata para hacerlo.

Seis años y el fondo sigue igual.

*Mario Rojas


Comentarios


La ciudad de Vaca Muerta no puede pagar los sueldos si no la ayudan