La derrota de Lazarte generó un escándalo

#

Las sillas quedaron apiladas arriba del cuadrilátero después de los incidentes.

boxeo

Gentileza

En un verdadero escádanlo, que quedará en la historia del boxeo, el local Luis Lazarte perdió antenoche por nocaut técnico en el décimo round y el público del club Once Unidos, en Mar del Plata, invadió el ring para desquitarse con el filipino Johnriel Casimero, campeón mundial minimosca FIB interino. Fue una pelea difícil para el visitante, porque Lazarte lo golpeó varias veces debajo de la zona permitida y llegó a morderlo con el aval del árbitro estadounidense Eddie Claudio. El joven asiático demostró habilidad, valor y hasta hidalguía al seguir peleando y en la novena vuelta asomó el milagro, cuando Lazarte cayó por primera vez. Casimero tardó en darle a la victoria su forma definitiva, pero con ella llegó un aluvión de proyectiles y un grupo de agresores conformado por el rincón y varios camioneros amigos del “Mosquito”. La batalla creció y se extendió en todas las direcciones, mucho más allá del control de la policía. Apenas quedaron las imágenes de TyC Sports para mostrar la violencia que se generaba, mientras el boxeador visitante, su entrenador, el árbitro y hasta los periodistas de la transmisión abandonaban la zona de la locura y el terror. Hasta se levantó la emisión, en total silencio. Los incidentes fueron de una magnitud tan importante que ni se pudo cumplir con la ceremonia de premiación.


Comentarios


La derrota de Lazarte generó un escándalo