La dictadura tuvo una “buena” relación con los empresarios y la Iglesia




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

El ex dictador Jorge Rafael Videla, titular la primera junta militar y hoy condenado a prisión perpetua por violaciones a derechos humanos, afirmó que tuvo una “buena” relación con el empresariado argentino y la Iglesia católica durante los años de la dictadura.

Otros conceptos vertidos por Videla en la entrevista concedida a la revista Cambio 19, de España, fueron los siguientes:

- EMPRESARIOS: “Los empresarios colaboraron y cooperaron con nosotros. Incluso nuestro ministro de Economía de entonces, Alfredo Martínez de la Hoz, era un hombre conocido de la comunidad de empresarios y había un buen entendimiento y contacto. En general fue una buena relación”.

- IGLESIA: “La Iglesia cumplió con su deber, fue prudente, dijo lo que le correspondía decir sin que nos creara problemas inesperados. Hubo una relación excelente, cordial, sincera y abierta. En más de una oportunidad se hicieron públicos documentos episcopales en donde, a juicio de la Iglesia, se condenaban algunos excesos que se podían estar cometiendo en la guerra contra la subversión, advirtiendo de que se corrigieran y se pusiera fin a esos supuestos hechos. Se puso en evidencia de que se debía concluir con esos excesos y punto, pero sin romper relaciones y sin exhibir un carácter violento, sino todo lo contrario”.

- RAUL PRIMATESTA: “El presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal (Raúl) Primatesta, tenía fama de progresista, o sea proclive a la izquierda de entonces, pero cuando ocupó su cargo y yo era Presidente del país, teníamos una relación impecable. Y debo reconocer que llegamos a ser amigos y en el problema del conflicto, de la guerra, también tuvimos grandes coincidencias”.

- PERON Y LA TRIPLE A: “Perón en una reunión secreta con los dirigentes peronistas, en Olivos, da a entender a través de una directiva que se acabaron los miramientos hacia actos (similares a los de la muerte de José Ignacio Rucci) y que había que acabar de una vez, incluso por la violencia, respondiendo a este tipo de acciones violentas y terroristas. Esta decisión dio lugar a que se produjeran una serie de acciones encubiertas. Y la mano ejecutora de este grupo que operaba bajo las órdenes y el consentimiento de Perón era el ministro de Bienestar Social, José López Rega, que organiza la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina).

- ISABEL PERON: Era una buena alumna de Perón, ya que desde el punto de vista ideológico se situaba en la extrema derecha del peronismo y el marxismo le provoca un rechazo total. En un almuerzo con varios generales, una treintena, llegó a ser muy dura con el marxismo, pero le faltaban fuerzas y conocimientos para llevar a cabo el combate, la lucha, y poner orden.

- GOLPE DEL 24 DE MARZO DE 1976: “Padecíamos vacío de poder, parálisis institucional y riesgo de una anarquía, y frente a este estado de cosas el clamor ciudadano, con sus dirigentes a la cabeza, pidiendo la intervención de las Fuerzas Armadas. Había un sentir general, que representaba (el radical) Ricardo Balbín en favor del cambio. La gente nos demandaba que interviniéramos, e incluso Balbín llegó a decir que tenía las manos vacías de soluciones, que la clase política no podía hacer más. Hacía falta una medida de fuerza y la gente compartía esa visión”.

- POLITICOS DURANTE LA DICTADURA: “La clase política no daba muestras ni ansiedad de que el periodo se agotase y se iniciase una nueva etapa política; nos seguían con atención y desconocían cómo había sido la guerra. Los políticos no querían meterse mucho en estos asuntos y los dejaban para aquellos que manejaban la seguridad del país, responsabilidad que recaía en nosotros en aquellos momentos”.

- VICTIMAS DE LA REPRESION: “No se puede pasar de un extremo de 32.000, que presentan algunos, a 7.000 de otras comisiones. Este asunto tiene mucho que ver con el resarcimiento económico que se le dio a las víctimas, o a los supuestos desaparecidos, y en este caso sólo se presentaron 7.000 personas para reclamar lo que les correspondía. ¿Cómo es posible que 23.000 personas renunciaran a esa ayuda?”

- DESAPARECIDOS: “Fue un error de nuestra parte aceptar y mantener en el tiempo el término de desaparecido digamos como algo así nebuloso. A nosotros nos resultó cómodo entonces aceptar el término de desaparecido, encubridor de otras realidades, pero fue un error que todavía estamos pagando y padeciendo muchos. Es un problema que nos pesa y no podemos quitárnoslo de encima. Sin embargo, ya sabemos quienes murieron y en qué circunstancias. También más o menos cuántos murieron, luego cada cual que invente sus cifras”.

- ALFONSIN Y EL JUICIO A LAS JUNTAS MILITARES: “El juicio fue un error y nunca debió realizarse. El planteamiento de Alfonsín era prudente y consideraba la posibilidad de que fueran juzgados quienes se excedían en el cumplimiento de una orden e iban más allá. Acepto que este enfoque puede ser correcto. (Carlos) Menem luego desenredó ese error, en cierta medida (con los indultos)”.

DyN


Comentarios


La dictadura tuvo una “buena” relación con los empresarios y la Iglesia