La entrega del Plan Calor empezará en mayo

El pronóstico de un invierno crudo ya preocupa a los pobladores de asentamientos irregulares donde la leña es el principal recurso para calefaccionarse. Hasta el 24 de abril están abiertas las inscripciones de las familias que aspiran a esa ayuda social.





El arribo del otoño vino acompañado de los primeros días de frío y los especialistas pronostican un crudo invierno. Mientras el municipio termina de actualizar el padrón para el Plan Calor, ciudadanos de distintos asentamientos comenzaron a organizarse para atravesar la época más dura del año. En muchas casas ya se ven las pilas de troncos cortados que durante el verano se fueron secando al sol.

La falta de gas natural y la irregularidad en el suministro eléctrico genera que la mayoría de las familias en esos sectores utilicen como medio de calefacción cocinas a leña o salamandras, que tienen un alto costo. Una camionada de leña de frutales, que dura entre dos y tres meses para una familia tipo, puede costar hasta 8.000 pesos. Una bolsa de 30 kilos ronda los 200 pesos y puede durar tres o cuatro días. El año pasado una familia tipo gastaba entre 800 y 1.200 pesos aproximadamente durante el mes más frío del año.

En el barrio Obrero los referentes desaconsejan el uso de caloventores porque generan muchos cortes de luz que a su vez pueden ocasionar incendios. Es que los asentamientos no cuentan con el servicio regularizado. La semana pasada comenzaron los cortes por esta razón. Otra alternativa es el uso de pantallas con garrafa pero muchos prefieren evitarlo. “Es un peligro, además hay muchas casas de madera”, explicó Luis Sánchez, vecino del barrio.

El Plan Calor se pondrá en marcha en mayo y en los asentamientos están preocupados y atentos a cómo se realizará el reparto de leña. “Estamos preocupados, el año pasado fue muy insuficiente. Este año no vamos a permitir que familias se queden sin leña. Hay gente que no tiene plata para comprar”, explicó Ana Fernández, referente de la toma 10 de Febrero, en la zona noreste de la ciudad. Otra preocupación es que el asentamiento recibió muchas familias en el último año por lo que la demanda será mayor que el año pasado.

“Nos traían 4 bolsas cada 15 o 20 días, pero a veces pasaba un mes y no venían”, indicó Fernández en relación al plan calor del año pasado.

Desde el municipio aseguraron que el año pasado se asistió a 2.500 familias con 1.180.000 kg de leña aproximadamente. En promedio serían unas 10.000 personas asistidas de las 20.000 aproximadamente que habitan los 26 barrios irregulares. Sandra Contreras, responsable del operativo, confirmó que comenzará en mayo y que “se entregarán 4 bolsas por familia cada 15 días”.

El beneficio es para grupos familiares de más de cinco integrantes, grupo familiar con alguna persona con discapacidad, en situación de vulnerabilidad entre otras. El municipio destinó para este año algo más de 3 millones de pesos para el Plan Calor.

“El año pasado comenzó en abril y ahora hay que esperar a mayo. La verdad que lo que repartieron el año pasado no alcanzó y este año se viene más frío”, indicó Lila Calderón referente del barrio Obrero.

En 2016, el presupuesto fue de 2,6 millones de pesos, es decir que se incrementó un poco más del 15% para este año. El programa social cerrará el empadronamiento el 24 de abril, comenzará a repartirse el 2 de mayo y se extenderá hasta el mes de agosto inclusive.

Quienes puede ser los beneficiarios

Mujeres y hombres solos a cargo de grupo familiar conviviente.

Grupos familiares de más de cinco integrantes.

Grupos familiares con alguna persona con discapacidad.

Grupo familiar con situaciones complejas de salud.

Familias constituidas por adultos mayores.

Familias en situación de vulnerabilidad económica.

Otras situaciones que se evalúen necesarias y no estén en los criterios mencionados.

Dinero disponible

“Estamos preocupados
porque el año pasado el Plan Calor fue insuficiente.
Este año hay muchas familias nuevas que no tienen plata para comprar leña”.

Ana Fernández referente del barrio 10 de Febrero.

Datos

15%
se incrementó este año el presupuesto para el plan Calor. La partida es de $ 3 millones.
“Estamos preocupados
porque el año pasado el Plan Calor fue insuficiente.
Este año hay muchas familias nuevas que no tienen plata para comprar leña”.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La entrega del Plan Calor empezará en mayo