La fabricación de nieve salva la temporada en Bariloche

Con las condiciones meteorológicas adversas, el cerro Catedral apuesta todo a su sistema que hoy garantizan el manto blanco en 5 hectáreas. En dos años se duplicará esta superficie y a largo plazo cubrirá el 30% de la montaña.




Con la nieve esquiva este invierno, el sistema de fabricación del cerro Catedral garantiza la temporada en Bariloche que -sumado al esfuerzo humano para trasladar el manto a las pistas- permite tener un 40 por ciento de la montaña operativa y con opciones para todos los niveles.

La puesta en funcionamiento de los cañones comienza en otoño, mucho tiempo antes de la apertura oficial de la temporada. Hasta ayer, el sistema había logrado estar activo 240 horas en la zona de Plaza Oertle, a 1.600 metros sobre el nivel del mar, y 110 horas de fabricación en la base.

Con esta producción propia, que requiere una determinada temperatura de bulbo húmedo, que tiene en cuenta la temperatura del aire y de la humedad, se logra cubrir 5 hectáreas de pistas para principiantes que son el grueso de turistas que llegan por estos días.

El límite de fabricación es de -2ºC bulbo húmedo, el cual puede alcanzarse con -2ºC de temperatura y 100% de humedad, o 2ºC de temperatura positiva y 20% de humedad. Por eso, en la última semana no fueron días de grandes producciones, ya que la temperatura rozó los 12°C.

Hoy la fabricación es la clave para no sufrir las consecuencias de un invierno como este donde la nieve natural se hace rogar”, dijo Matías Marcaccini, gerente de Montaña de Catedral Alta Patagonia, la concesionaria del centro invernal de Bariloche.

Con este sistema, según destacó Marcaccini, “se puede garantizar una fecha de apertura y da previsibilidad a la gente que va a tener nieve durante la temporada”. Agregó que esta nieve técnica tiene características especiales, es más densa y tiene mayor resistencia al sol y la lluvia, por lo que cuesta más que se derrita.

Actualmente el Catedral tiene dos sectores con nieve técnica. En la base hay 15 cañones instalados y en Plaza 2 cañones y una lanza, donde las condiciones son más propicias para fabricar porque hay temperaturas más bajas.

En el plan de inversión que se firmó con el contrato de extensión de la concesión, Capsa prevé llevar a 11 hectáreas la zona cubierta con nieve fabricada, con nuevos cañones en una pista que une Plaza y la base, y una ampliación hacia la nueva pista La Herradura. Marcaccini señaló que se espera habilitar esta ampliación en la temporada de 2023.

Además, el gerente de Montaña de Capsa, destacó que la empresa tiene un “plan a largo plazo” para fabricar nieve en distintos puntos de la montaña, llegando a cubrir un 30% de la superficie total, incluyendo en puntos más altos del cerro.

Para esto, se diseñó el sistema de reservorio de agua y sala de bombeo, que forman parte de las inversiones a cumplir en este período. “Toda agua que se usa, vuelve al cauce natural de donde la sacamos, el arroyo La Cascada, porque no utilizamos ningún tipo de aditivo”, aclaró Marcaccini.


Comentarios


La fabricación de nieve salva la temporada en Bariloche