La firma que nació para mover fierros petroleros

La transportista fue especialmente creada para el traslado de equipos de su empresa madre, Quintana WellPro. Con el paso del tiempo, amplió su carpeta y brinda servicios para las demás empresas del segmento y de otras partes del país.




Ayerbe muestra buena parte de la flota que tiene en la ciudad de Neuquén.

Ayerbe muestra buena parte de la flota que tiene en la ciudad de Neuquén.

A la par del desarrollo de la industria hidrocarburífera, ha crecido también de forma sostenida el transporte de equipamiento de todo tipo. A diario transitan por las rutas de la zona cientos de camionetas y camiones con cargas que van desde unas pocas herramientas hasta enormes equipos de dimensiones especiales.

A tal punto se ha incrementado la necesidad de trasladar “fierros” que varias compañías de servicios especiales han formado sus propias empresas de transporte. Es el caso de Quintana WellPro, que para asegurarse que sus equipos lleguen en tiempo y forma a los yacimientos, creó Transportes Águila.

“Al operar con otra razón social nos permite no sólo transportar los equipos de Quintana sino también trabajar con otras empresas”, explicó el gerente de la compañía, Camilo Ayerbe. Precisó que en su gran mayoría hacen el DTM (desmontaje, transporte y montaje) de equipos de perforación, pulling y workover.

Transportes Águila fue creciendo a la par de Quintana, la empresa madre, que en la Argentina comenzó a operar en Río Gallegos y Santa Cruz Norte (Pico Truncado y Las Heras). “El grueso de nuestra actividad, un 70%, está en Vaca Muerta y el resto en el sur”, indicó el directivo.

En números

20
traslados de torres realiza la firma por mes, entre pulling, workover y perforación. Pueden tardar hasta 5 días.
53
son los operarios que tiene la empresa en su sede del Parque Industrial de Neuquén.

La empresa cuenta con 39 vehículos entre camiones petroleros, grúas, carretones y semirremolques. Hay camiones nacionales y otros DM 800, de mayor porte, que son importados de Estados Unidos. Los carretones tienen diversas medidas, que van de los 2,6 a los 3,5 metros de ancho.

En la flota se destaca un carretón especial con cuello desmontable, que permite cargar equipo rodante. Tiene cuatro líneas de ocho cubiertas, es decir 32 ruedas en total y una capacidad de carga que puede superar las 60 toneladas. “Estos equipos requieren una gran inversión, ya que cuestan más de 200 mil dólares”, comentó Ayerbe.


Precisó que el DTM de un equipo de pulling lleva unas 12 horas, uno de workover puede tardar entre 15 y 18 horas, mientras que un equipo de perforación de 1.000 HP insume dos días de trabajo o casi cinco si es de 2.000 HP. En todos los casos calculando un promedio de traslado de 15 kilómetros e incluyendo la movilización del equipo al yacimiento y el regreso a la base.


“Si bien hemos hecho transporte de equipos para la actividad minera y la construcción, fueron casos puntuales, la inmensa mayoría es para el petróleo”, explicó Ayerbe y estimó en cerca de 20 DTM los que hacen por mes, entre pulling, workover y equipos de perforación.

“Creemos que este año será tranquilo. No vemos un boom a corto plazo, más bien un crecimiento paulatino de la actividad. Por suerte tenemos trabajo y seguimos recibiendo pedidos de presupuesto, a pesar de la caía del segundo semestre por el decreto de congelamiento de naftas”, apuntó.

Una empresa nueva que ha sabido superar las crisis de la industria

Camilo Ayerbe nació hace 41 años en Oriente, un pequeño pueblo cercano a Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires. Vino a Neuquén a estudiar la carrera de Contador en la Universidad Nacional del Comahue. “Además de estudiar siempre trabajé y llegó un momento en que se complicó seguir con las dos cosas, pero tener el título es una cuenta pendiente que espero saldar en algún momento”, prometió el gerente de Transportes Águila.


La empresa tiene 53 empleados y su base operativa en el Parque Industrial de Neuquén. “Hemos tenido momentos de subas y bajas de actividad, como cualquier empresa vinculada al rubro petrolero, pero por suerte no tuvimos que hacer grandes ajustes. Llegamos a tener 60 personas y bajamos a 48, en 2014 cuando bajó mucho la cotización del barril, pero luego nos fuimos recuperando”, relató.


Ayerbe indicó que si bien Transportes Águila pertenece al grupo de Quintana WellPro, al tener una razón social distinta pueden trabajar con otras empresas y “eso nos permite equilibrar los momentos donde baja la actividad en Quintana”.

Marcó como el gran déficit de la zona la infraestructura vial. “Cuando hicieron la Autovía Norte advertimos que las rotondas eran muy pequeñas pero no nos hicieron caso. Son tan angostas que al momento de doblar nuestros camiones tienen que pasar por arriba de la rotonda”, se lamentó.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


La firma que nació para mover fierros petroleros