La historia de Emilce, la mujer de Roca que luchó por una cesárea y ligadura de trompas

A sus 33 años tenía que dar a luz a su quinta hija, pero desde el hospital se negaban a practicarle una intervención de cesárea y ligadura de trompas, que pidió por razones especiales. Muy angustiada recurrió a los tribunales y la justicia falló a su favor. 

Bella nació el 30 de agosto pasado y ya tiene 14 días. Pesa 3,520 kilos y está perfectamente sana en sus primeros días de vida. Emilce (33), su mamá, la mira y es feliz pese a que está todavía en recuperación en su casa, en barrio Fiske Menuco. 

La mujer, ama de casa y madre de otros cuatro niños de 14, 11, 6 y 2 años; estaba convencida de que luego de la beba no quería tener más hijos. Por eso, en agosto, a sus 39 semanas de embarazo pidió ligadura de trompas y cesárea en la misma intervención, pero se lo negaron dos veces, según surgió del testimonio. 

Según informaron fuentes judiciales, los profesionales que la atendían se negaban a realizar la cesárea porque argumentaban que estaba en condiciones de tener un parto normal y que no era una cuestión de elección personal, sino que debía ser por “indicación médica”

“La doctora que estaba de turno no me quería hacer la cesárea, me decía que yo lo podía tener por parto normal. Yo no quería eso. Siempre se lo decía a la obstetra. Y también quería la ligadura de trompas, las dos cosas. La misma siempre me decía que no. A la mañana, a la tarde, a la hora que iba”, comentó Emilce. “Si tenía suerte la ligadura me la hacían recién después de 45 días más”, agregó.

Para ella, la cesárea no era una cuestión de un deseo o elección individual, sino que en su caso particular el parto natural le provocaría inmenso dolor por una cuestión de salud que le trajo aparejada su experiencia anterior hace dos años. 

Emilce, quien había sido madre por primera vez a los 19 años, no estaba dispuesta a negociar su salud integral y su bienestar porque no lo soportaría, es por eso decidió ir a fondo. 

“Yo andaba sufriendo, estaba mal, triste. Entonces ahí pensé en acudir a la justicia”, relató la mujer en diálogo con RIO NEGRO. Un día llegó a los tribunales y en la mesa de entrada le dieron un teléfono para comunicarse. 

“Veo a mi bebe y estoy muy feliz, porque era lo que yo quería. Muchas queremos cesárea y ligadura y nos niegan cuando ya decidimos no tener más hijos, porque se nos complica”

Emilce, madre (33 años)

“Estoy muy agradecida, gracias a las que me atendieron pude seguir con el proceso y Bella nació a las 40 semanas”, valoró la mujer a días de la acción de amparo que se encauzó en el Juzgado Civil N° 3 de Roca.

El pilar en todo este proceso fue su padre, quien la acompañó, la llevó a todos los lugares que tuvo que ir, entre su mar de angustia y miedo. En la previa a la cesárea, que finalmente fue el 30 de agosto pasado, la acompañó su hermana. 

Ya había pasado por algo similar en su anterior embarazo. Hace dos años cuando tuvo a su nene le surgió este problema de salud por el que pidió reserva. “Yo esa vez pedí cesárea. Yo le decía que no podía, que estaba sufriendo. Y ahora me tocó otra vez. La verdad es que me ponía a llorar”, recordó.

Por otra parte, dijo que no es solo una realidad que le toca a ella sino a otras mujeres. “Hay muchas mamás a las que se lo niegan. La mamá también decide sobre su cuerpo. Una quiere lo mejor”, aseguró y expresó su deseo de que este testimonio le sirva a otras mujeres.

“Yo no quiero más hijos, quiero disfrutar los que tengo”, concluyó.


¿Cómo fue el proceso judicial?


En un primer momento, apenas presentado el amparo, la jueza a cargo intervino y ordenó al hospital que respete la voluntad de la mujer invocando la Constitución Nacional y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer.

Dos días después, Emilce informó que le habían dado la negativa para la cesárea otra vez. Por eso, la jueza pidió personalmente explicaciones y horas después recibió un informe del área de Tocoginecología del López Lima. En ese informe, argumentaron que la "cesárea a demanda" tiene riesgos potenciales, dificultades y se reiteró que "la indicación de operación cesárea es una indicación médica” y no una elección de la paciente.

Ante esa respuesta, la magistrada intimó al hospital a que realice la operación en "forma inmediata” bajo apercibimiento de aplicar una multa de 100.000 pesos diarios. Por otro lado, ordenó “superar y remover todo estereotipo de género que pudiere existir" y que implique indirectamente vulnerar el acceso a la práctica.

Finalmente, la cesárea se concretó, pero el hospital apeló la resolución judicial para que otro tribunal analice el caso.

La Ley


La Ley Nacional 25.929 de "Parto respetado" promueve los derechos de las madres y los recién nacidos en el momento del nacimiento. En ella, se asegura que la "cesárea" es un procedimiento quirúrgico destinado a resolver problemas durante el proceso de nacimiento pero que como toda intervención quirúrgica, supone riesgos.

Según la norma, la cesárea no es “a pedido”, aunque podrían contemplarse situaciones especiales en casos particulares en los que lo fundamental es que existe diálogo y empatía entre el profesional y la paciente; como explicó a RIO NEGRO una especialista consultada.


Comentarios


La historia de Emilce, la mujer de Roca que luchó por una cesárea y ligadura de trompas