“La jubilación del Vasco Mauriño”



Solicito la publicación de esta carta en la que me refiero al reciente retiro, para acogerse a los beneficios de la jubilación, del hasta hace pocos días jefe de Redacción del diario “Río Negro” en la ciudad de Neuquén. Me refiero a Héctor Mauriño. En principio, quiero señalar que sentiremos su ausencia, porque era un gran interlocutor. Un hombre honesto, moral e intelectualmente, que combatió desde su columna dominical y desde las notas los eventuales abusos del poder y los déficits en el funcionamiento democrático de los gobiernos. Siempre estuvo atento para señalarlos y se colocó en la posición de un analista crítico que representó el poder de la prensa sin embanderarse. Sin excepción, fue receptor de inquietudes de distintas organizaciones y grupos que buscaban en su apoyo la posibilidad de difundir su quehacer. Sus columnas de los domingos dedicadas a Neuquén configurarán, a no dudarlo, una crónica histórica que abarca más de dos décadas y en la que los neuquinos podrán apreciar lo acontecido en su pasado a través de una voz valiente y ética. Valdría la pena una recopilación de todas ellas que propongo como una asignatura a desarrollar en estos años que le aguardan al Vasco de meditar con templanza todo lo hecho, todo lo vivido. Vaya en este breve reconocimiento el homenaje a un trabajador de prensa que se ha ganado el respeto de la sociedad a la que formó e informó durante toda su trayectoria. Osvaldo Pellín DNI 4.316.342 Neuquén

Osvaldo Pellín, DNI 4.316.342 Neuquén


Comentarios


“La jubilación del Vasco Mauriño”