La Justicia británica revoca la decisión de no extraditar a Julian Assange a EEUU

Estados Unidos había apelado un fallo judicial del Reino Unido en enero pasado, cuando la Corte británica dictaminó que no podía ser extraditado a ese país debido a preocupaciones por su salud mental.





La Justicia británica revocó hoy su decisión de no extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos, donde es requerido por publicar documentos clasificados en 2010 y 2011, que según el Gobierno estadounidense violaron la ley y pusieron en peligro vidas.

De esta forma, el Gobierno estadounidense ganó la apelación del Tribunal británico para la extradición del periodista después de prometer no mantenerlo en una prisión de máxima seguridad en caso de ser extraditado.

Estados Unidos había apelado un fallo judicial del Reino Unido en enero pasado, cuando la Corte británica dictaminó que no podía ser extraditado a ese país debido a preocupaciones por su salud mental.

La jueza de distrito Vanessa Baraister había dictaminado que Assange no debería ser enviado a Estados Unidos, al considerar que corría riesgo de suicidio si esa posibilidad se concretaba.

Según el Tribunal, Assange se resistió a la extradición por varios motivos, y una de las cuestiones planteadas era sobre si estaba prohibida por la Ley de Extradición de 2003 debido a su estado mental.

Tras una larga audiencia en el Tribunal de Magistrados de Westminster, la jueza de Distrito decidió todas las cuestiones, excepto una, a favor de los Estados Unidos, como era el estado mental del Assange y el impacto que ello podría tener debido a las duras condiciones en las que probablemente estaría detenido.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses le aseguraron a la Justicia británica que Assange no se enfrentaría a esas condiciones más rigurosas, ni antes ni después de la condena, a menos que cometiera un acto en el futuro que las requiriera y que recibiría un tratamiento adecuado.

Por ello, el presidente del Tribunal Supremo Ian Burnett, conocido como Baron Burnett de Maldon ,​y el Juez del Tribunal de Apelaciones Timothy Victor Holroyde fallaron a hoy favor de Estados Unidos.

Según Burnett, ese riesgo está excluido por las garantías que se ofrecen.

«Esa conclusión es suficiente para determinar esta apelación a favor de Estados Unidos», agregó.

El Gobierno estadounidense podrá ahora volver a intentar extraditar al periodista detenido en Londres desde 2019, pero será la ministra del Interior británica, Priti Patel, quien tomará la decisión final sobre la extradición.

Assange, de 50 años, es buscado en Estados Unidos por una supuesta conspiración para obtener y divulgar información de defensa nacional luego de la publicación de WikiLeak de miles de documentos filtrados relacionados con las guerras en Afganistán e Irak.

Los delitos por los que el activista es requerido en Estados Unidos suman una condena de más 175 años de cárcel.

Setella Moris -pareja de Assange e integrante de su equipo de abogados- dijo a los medios británicos que apelarán esta decisión lo antes posible.

Moris describió ante la prensa al fallo del Tribunal Superior como «peligroso y equivocado» y un «grave error judicial».

Dijo que el Tribunal Superior aceptó todas las pruebas médicas y las conclusiones del magistrado de que si Assange es extraditado y puesto en condiciones extremas de aislamiento, podría quitarse la vida.

Moris, de origen sudafricano, conoció al fundador de WikiLeaks mientras estaba refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en la capital británica, para evitar ser entregado a Suecia, donde se lo requería por supuestos delitos sexuales, cargo que ya fueron retirados.

La pareja está comprometida desde 2017 y tuvieron dos hijos, Gabriel y Max.


Comentarios


Seguí Leyendo

La Justicia británica revoca la decisión de no extraditar a Julian Assange a EEUU