La Justicia lo condenó por quedarse con 593 pesos

El fallo recayó sobre un empleado del ISSN en Chos Malal. Tres afiliados le habían entregado el dinero como pago de órdenes. Hay antecedentes de falta de controles en esa delegación.

CHOS MALAL (ACHM)- Un empleado del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) delegación Chos Malal fue condenado a 2 años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos, acusado de 3 hechos de peculado.

La condena recayó en Osvaldo Ignacio Arabia, un trabajador de la obra social que fue llevado a juicio oral y público el 4 y el 12 de septiembre.

La justicia encontró probado que Arabia sustrajo en su carácter de empleado del ISSN la suma de 593,50 pesos entre diciembre del 2001 y enero del 2002.

En este aspecto la sentencia a la que tuvo acceso «Río Negro» da cuenta que sustrajo «el 18 de diciembre del 2001 la suma de 220 pesos, el día 28 de diciembre del 2001 la suma de 187,50 y el 1 de enero del 2002 la de 186 pesos.

«Las sumas le fueron entregadas en razón de la función que cumplía en dicha repartición por los afiliados Horacio Rodríguez, Alcira Sepúlveda y Jorge Gutiérrez, en concepto de pago parcial de la orden de estada de turismo, llevando a su domicilio las órdenes que acreditaban el pago de las sumas mencionadas, con el fin de ocultar su maniobra».

En el juicio el fiscal Alejandro Casañas solicitó la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos, mientras que su defensor el abogado Fernando Echeverría reclamó la absolución.

Arabia ya había sido investigado en sede administrativa mediante un sumario administrativo en el que se dispuso primeramente la readecuación de sus tareas y la sugerencia de que no maneje fondos.

El sumario finalizó con una sanción y la indicación a la delegada del ISSN Cristina Sura para que radicara la correspondiente denuncia que posibilitó la investigación en la justicia del empleado.

En el debate las partes desistieron del testimonio de los tres afiliados que entregaron el dinero al imputado y que habían sido citados como testigos.

Sí declaró la delegada del ISSN quien se «mostró firme y segura en sus dichos, respondió con sinceridad el intenso interrogatorio que le formuló la defensa, reconociendo incluso algún desconocimiento de las normas administrativas de su competencia y algunas demoras en las rendiciones».

«Pero fue contundente y absolutamente creíble cuando afirmó que descubrió la maniobra haciendo un control de rutina» indica la sentencia.

Sura fue sometida a un careo con Arabia y en este aspecto el fallo destaca que «la denunciante fue lapidaria con el causante, le espetó cara a cara todos los detalles que había descripto en sus declaraciones anteriores, recibiendo como respuestas un tenue balbuceo de parte de Arabia».

Si bien Arabia reintegró el dinero mediante un depósito que efectuó en la sucursal Chos Malal del Banco Provincia del Neuquén a la cuenta general del ISSN el 25 de enero del 2002 para la justicia «el peculado ya estaba configurado».

 

Fallan los controles

 

Cabe destacar que la sentencia hace mención a la falencia y ausencia de controles administrativos del organismo.

No es la primera vez que un empleado de la delegación local de la obra social termina en la justicia y en este aspecto la sentencia hace mención a que esta situación de ausencia de controles «se devoró hace poco tiempo al anterior delegado Artigas» haciendo mención a otro trabajador que fue condenado y echado de la repartición.

Arabia fue condenado a la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos acusado de tres hechos de peculado cometido en la Delegación Chos Malal del ISSN los días 18 y 18 de diciembre del 2001 y 1 de enero del 2002, en perjuicio e la administración pública.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios