La ley local de ambiente, congelada

El proyecto no se aprobaría este año, mientras hay más incidentes.

El derrame de agua con hidrocarburos que afectó 120 metros cuadrados en el Parque Industrial de Neuquén, del que fue responsable la firma Indarsa, reactivó los interrogantes sobre los alcances y la rigurosidad de los controles ambientales en una industria de alto impacto ambiental, como lo es la petrolera. La Provincia cuenta con una Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sostenible abocada al monitoreo y control de las actividades que puedan afectar el medioambiente. Pese a que también concentra el poder punitivo para aplicar sanciones y multas ante daños ambientales, la intención del gobierno provincial es complementarla con una modificación a la actual norma incorporando los sucesivos decretos que se agregaron al glosario de la cartera desde el 2008 a esta parte y con especial énfasis a la actividad no convencional del petróleo. La norma, que fue anunciada por el gobernador Jorge Sapag en la apertura de sesiones, ingresó a la Legislatura provincial, pero rápidamente quedó obturada por el debate nacional de la reforma a ley petrolera. Los borradores iniciales, que enfrentaron a los gobernadores con YPF, contenían presupuestos ambientales mínimos. Sin embargo, y para alivianar las negociaciones, todos los apartados contextuales se terminaron quitando del texto final. Incluso, en medio de la discusión nacional, Neuquén fue sede en mayo de una “reunión extraordinaria” del Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema), cuya intención era avanzar en el acuerdo de “los principios ambientales” comunes para la que sería la nueva norma ambiental. Los referentes nacionales y de las provincias recorrieron el yacimiento Loma Campana para interiorizarse en los desarrollos shale, que fue definido como el punto a incorporar en las nuevas normativas. Con todo ese rodaje encima, la ley medioambiental puertas adentro quedó congelada a la espera de una norma nacional para los hidrocarburos. El mismo derrotero siguió un proyecto para una nueva legislación petrolera provincial, sólo que en este caso apenas un borrador posteriormente desautorizado fue todo lo que se avanzó. Descartado el articulado medioambiental del proyecto nacional convertido en ley, se esperaba que la propuesta de la norma local recobrara impulso sobre todo ante el marco de inversiones intensivas que genera Vaca Muerta. Por el momento no hay indicios que indiquen que la propuesta lanzada el primero de marzo pueda tener éxito antes de fin de año. El titular de Ambiente, Ricardo Esquivel, señaló que el proyecto de ley provincial para el área se encuentra en los despachos de la Cámara de Diputados. “Sabemos que se encuentra ingresado el proyecto, pero estamos realizando algunos ajustes porque según entendemos aún tenemos tiempo para sumar ciertos aportes”, dijo Esquivel a “Río Negro Energía”. El titular de la cartera medioambiental asegura que no contar con una ley “no afecta en nada” el funcionamiento de la secretaría a la hora de los controles y el seguimiento de las actividades, principalmente hidrocarburíferas, que se incrementaron en los últimos 15 meses. De todos modos nada parece indicar que la norma pueda conseguir tratamiento en las semanas de tarea legislativa que restan. Por delante, algunos diputados lo reconocen, se encuentran el presupuesto y el cierre de una dura interna oficialista que abre el año electoral anticipadamente.

El proyecto inicial se anticipÓ en la apertura de sesiones legislativas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios