La lluvia, “una buena señal”

Minutos antes de las 11,30, el presidente de la Sociedad Rural, Jorge Lefiú se disponía a cerrar su discurso cuando las primeras gotas comenzaron a caer. La lluvia, que ya se había hecho presente durante la noche del viernes, fue tan bien recibida que incrementó el optimismo de los campesinos. “Es una buena señal. Después de tanta sequía esta lluviecita te incentiva para seguir y a ilusionarte con que todo va a mejorar. Esperemos que siga”, señaló un campesino de Rucu Luan mientras miraba al cielo y agradecía. Lo que comenzó como llovizna, con el correr de los minutos se transformó en un intensa lluvia que obligó al gobernador a continuar su discurso en el interior del salón de exposiciones.


Comentarios


La lluvia, “una buena señal”