La Marcha del Orgullo pidió educación en la Diversidad

Solicitaron el cumplimiento de la ley de educación sexual integral y celebraron la legislación conquistada en dos décadas de historia.



#

Foto: DyN.-

Una multitud se movilizó desde la Plaza de Mayo con el lema “Educación en la diversidad para crecer en igualdad”. Relacionadas. En primera línea estuvieron Alex Freyre y José María Di Bello -primer matrimonio entre dos hombres en Argentina-; la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, la dirigente del MST-Proyecto Sur Vilma Ripoll y la nieta recuperada Victoria Montenegro, entre otros. El reclamo por “educación sexual integral” -que constituye el lema de la XXI Marcha del Orgullo LGBTIQ- “se integra hoy a la celebración por toda la legislación conseguida”, afirmó César Cigliutti, titular de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA). El énfasis está puesto este año “también por el reclamo por los derechos que nos faltan, en esta marcha que es la número 21”, dijo Cigliutti en la carpa de la CHA instalada en la Plaza de Mayo. “En las últimas marchas también estamos agradeciendo, así que vamos a agradecer la ley de Identidad de Género y la de Matrimonio Igualitario, y lo otro que es tan importante, que es el festejo, porque también la celebración es revolucionaria para nuestra comunidad”, enfatizó el dirigente. Cigliutti polemizó con quienes quieren ver a la comunidad como un conjunto de sufrientes y padecientes. “Si bien somos víctimas de la discriminación, nos corremos de ese lugar y decimos que, con todo lo que nos pasó, estamos aquí festejando nuestra orientación sexual, toda la diversidad y la capacidad de lucha”, afirmó. “Para la CHA y supongo que para todos, siempre hay un solo camino, que es para adelante”, alentó Cigliutti, cuyo colectivo impulsa la ley antidiscriminatoria para que incluya la orientación sexual y la identidad de género, y la modificación de la ley de sangre, para que gays y lesbianas puedan ser donantes. El proceso de crecimiento de la convocatoria a esta jornada anual tuvo “un aumento muy grande en la primera marcha después de la Unión Civil, y cuando empezamos a tener conquistas en nuestros derechos se fue duplicando la participación, hasta superar las 100 mil personas”, señaló el dirigente. “A nosotros nos parece increíble porque acá no hay ningún tipo de aparatos, sino realmente una convocatoria que se hace de una manera espontánea y, por supuesto, por tradición de continuidad de la Marcha, que nuestra comunidad está esperando cada año para noviembre”, destacó. “Para nosotros es muy emocionante hacer una convocatoria y que tu propia comunidad -la población en general- te responda: es un capital de toda la sociedad y de todas las organizaciones”, concluyó Cigliutti. Fuente: Télam.-


Comentarios


La Marcha del Orgullo pidió educación en la Diversidad