La mortalidad infantil se redujo 53% en el mundo

El avance se registró en 25 años pero aún falta mucho por hacer, dice Unicef.

Archivo

La mortalidad infantil cayó en el mundo de modo espectacular en los últimos 25 años, pero no lo suficiente como para alcanzar los objetivos de la ONU, y sigue siendo muy alta en África Subsahariana, según un informe publicado el martes por Unicef, la OMS y el Banco Mundial.

Las principales causas de la mortalidad infantil son el nacimiento prematuro, las complicaciones del parto y diversas afecciones, como la neumonía, la diarrea y el paludismo. La malnutrición es un factor agravante en la mitad de los casos.

El número de niños que murieron antes de cumplir los cinco años pasó de los 12,7 millones en 1990 a 5,9 millones en 2015. Es la primera vez que esa cifra anual cae por debajo de los 6 millones.

Sin embargo, de acuerdo con el “Informe sobre los niveles y tendencias de la mortalidad infantil para 2015”, a pesar de esa caída de 53% desde 1990, 16.000 niños de menos de cinco años siguen muriendo diariamente.

Los avances realizados no permiten cumplir los objetivos de desarrollo sostenible fijados por la ONU y que preveían reducir en dos tercios la mortalidad infantil entre 1990 y 2015.

Las nuevas metas para el período 2015-2030 que está discutiendo la ONU son más ambiciosas: llevar la mortalidad infantil como máximo a 25 niños muertos por cada 1.000 nacimientos.

En particular, los países de África Subsahariana siguen teniendo la tasa de mortalidad infantil más alta del mundo: un niño de cada 12 muere allí antes de cumplir los cinco años, doce veces más que en los países desarrollados (donde muere en promedio uno de cada 147).

Los quince países con mayor mortalidad infantil en el mundo son todos africanos, liderados por Angola, Chad y Somalia, con 157, 139 y 137 muertes por cada 1.000 nacidos, respectivamente.

Sin embargo, también los países de África Subsahariana avanzaron en este terreno en los últimos 15 años y algunos alcanzaron el objetivo de la ONU de reducir la mortalidad en dos tercios respecto de 1990 (Eritrea, Etiopía, Liberia, Madagascar, Malawi, Mozambique, Níger, Ruanda, Uganda y Tanzania). También es el caso de Camboya y Bangladesh.

Fuera de África, Afganistán lidera la estadística, con 91 muertes por cada 1.000, mientras que en Latinoamérica y el Caribe el peor es Haití (69 muertos por cada 1.000), seguido de lejos por Guyana (39) y Bolivia (38).

El informe destaca asimismo que en este terreno todo se juega inmediatamente después del nacimiento: 45% de las muertes ocurren en los 28 días siguientes al nacimiento, un millón fallece el día mismo del nacimiento y cerca de dos millones durante la primera semana. (AP, Télam)

MEDIA_template2

África, la más afectada


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios