La pandemia del alma



Bariloche

Si en esta pandemia de seres perdidos/

corona este virus su propia insolencia,/

la vida dolida que amenaza entonces/ frenar la indolencia que arrasa con todo

/ sin ningún decoro con tanta inocencia.

Si la plaga misma del cruel desatino/ cubriera en la noche el tímido velo/

del que sueña vivo, cuando ya parece/ que todo se pierde, yo te digo amigo/

no te desesperes, en algún recodo/ del amplio camino, brillará en la espera/

esa luz amada, lejos de los ruidos,/ esa luz ansiada que brilló de niño.

Roberto Savasta

DNI 14.251.572


Comentarios


La pandemia del alma