La protesta de los “indignados” marcaron el día de reflexión

La jornada previa a los comicios municipales y autonómicos se vio eclipsada por la manifestación pacifica que los jóvenes desarrollan en todo el país. El epicentro, la plaza Puerta el Sol, congregó a centenares de miles.

ESPAÑA

El “movimiento de los indignados” marcó la jornada de reflexión en España antes de los comicios municipales y autonómicos del domingo: decenas de miles de personas volvieron a concentrarse hoy en todo el país, con la madrileña Puerta del Sol como epicentro, pidiendo un cambio en el modelo político y social.

Las protestas de hoy y mañana domingo en unas 150 ciudades españolas fueron prohibidas por la Junta Electoral Central (JEC), pero el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió el viernes tolerarlas mientras sigan siendo pacíficas. A ellas se unieron hoy concentraciones de solidaridad en varias ciudades del mundo.

Como señal de respeto a la jornada de reflexión de hoy, el “movimiento de los indignados” decidió retirar de sus campamentos las pancartas críticas con los partidos políticos, que aseguran que no los representan, y no corear consignas que pudieran interpretarse como políticas.

En medio de un ambiente festivo, la Puerta del Sol de Madrid fue durante todo el día de hoy un bullir de gente de todas las edades que se unió a los miles que pasaron allí acampados la noche del viernes al sábado. En unas 60 ciudades del país hay también campamentos instalados, si bien más pequeños que el de Madrid.

A última hora de la tarde, cuando desde el pasado domingo se celebran las concentraciones, el llamado “kilómetro cero” de España volvió a abarrotarse de gente y muchos manifestantes tuvieron que quedarse en calles adyacentes a la Puerta del Sol ante la imposibilidad de entrar en la plaza por la asistencia masiva de personas.

Allí se decidirá mañana domingo en asamblea si la acampada continúa después de las elecciones. No obstante, portavoces del movimiento ciudadano dejaron ya en claro que su intención es proseguir con las protestas, en la forma que sea. Las de hoy en Barcelona, Sevilla, Valencia y Santiago de Compostela fueron también multitudinarias.

La prohibición de la JEC tuvo un efecto llamada y el número de participantes aumentó mucho desde el jueves, día en el que se anunció el veto. El viernes por la noche fueron 25.000 los que se congregaron en la Puerta del Sol.

La policía recibió este viernes órdenes del gobierno de actuar contra las concentraciones sólo si se producen disturbios y desórdenes públicos. Y el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, constató hoy que siguen siendo pacíficas, en una reunión que mantuvo con la cúpula de las fuerzas de seguridad, según informó su Ministerio.

El “movimiento de los indignados” ha traspasado fronteras y hoy hubo concentraciones en ciudades como Berlín, Sao Paulo, México DF, Nueva York, Copenhague, Estocolmo y Bruselas, entre otras. La mayoría de los participantes en ellas fueron españoles que residen fuera de su país.

DPA.-


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios