La solidaridad moviliza a La Angostura

Mariana Fernández

VILLA LA ANGOSTURA(AVLA) Como contracara de la desolación, la comunidad dijo presente y muchos voluntarios respondieron a la convocatoria del Comando de Incidente que, superado en la capacidad, pidió la colaboración de los vecinos. El problema comenzó la noche anterior con el colapso del sistema eléctrico por la lluvia de cenizas, que dejó a la localidad sin energía hasta ayer al mediodía en el centro. Anoche todavía gran parte de los barrios esperaba que se restableciera el servicio. Por la falta de energía quedó suspendido el servicio de red de agua potable en los barrios. El inconveniente obligó al comando a replantear el sistema de distribución de agua potable, ya que inicialmente el plan abarcaba cuatro barrios y se debió ampliar a toda la localidad. Por eso, se pidió a Provincia cuatro cisternas más y el comando pidió a la población voluntarios. “Me movilicé porque estaba en mi casa y dije, no puede ser que yo esté acá cómoda mientras hay gente con necesidades”, cuenta Natalia Granzurger, comerciante y una de los casi 100 voluntarios que se acercaron a colaborar, al margen del Comando que lo integran unos 170. “Está todo el mundo unido. De la gente más humilde a la gente más pudiente. Fue una mezcla de sensaciones. De ver primero un pueblo lleno de cenizas, tan hostil, fantasma y llegar ahí y ver la gente pasando las cosas de mano en mano fue emocionante”, dijo Natalia. Autoevacuados: Ante la falta de energía eléctrica y de agua, sumado al mal tiempo, varios vecinos decidieron juntar sus cosas y viajar hacia Bariloche o el Alto Valle. Por la mañana la ruta 40 estaba habilitada pero la visibilidad y la lluvia constante no auguraban un viaje fácil. Bariloche también se quedó sin luz y agua, por lo cual aquellos que en un primer momento pensaron en viajar a la localidad vecina desistieron. Igual, muchas familias se fueron. Es que los pronósticos indican que la situación continuará así, al menos hasta el jueves. “Para quedarme así me voy. Estamos cansados y ya no sabemos que hacer”, dijo Paola, quién viajó ayer hacia el Alto Valle junto a su familia. Falsa alarma: A la madrugada la gente prácticamente no durmió. Hubo dos temblores fuertes y un vecino salió con un megáfono a decir que había alerta de terremoto. La noticia se difundió por mensajes de texto y la gente entró en pánico. Muchos salieron de sus casas desconcertados. En tanto los teléfonos de emergencias colapsaron por más de los 700 llamados. El Comando debió emitir un comunicado urgente en la radio Municipal desmintiendo el dato. La noticia incluso trascendió la localidad y llegó a los medios nacionales, aumentando la sensación de incertidumbre. El secretario de Seguridad y DC, David Tressens, indicó que saben quién fue el vecino y harán la denuncia correspondiente. La situación y los recursos: La falta de maquinaria vial para despejar las calles y de 4x4 para llevar ayuda a los barrios fue sin duda una constante en estos días. El Municipio contaba hasta ayer con dos propias y una prestada de un privado. También la necesidad de pasto para los animales, en virtud de que Provincia envió dos camiones cuando al menos se necesitan unos 10. En ese sentido, Junín de los Andes estaba enviado ayer una motoniveladora y un camión. El Ejército siete camionetas 4x4 y 6 chulengos de 2.500 litros.


Comentarios


La solidaridad moviliza a La Angostura