La violencia recibe a coalición israelí

A horas de anunciarse la formación de un posible gobierno de unidad entre el Likud y el laborismo, el grupo extremista Hizbollah respondió con un ataque en la frontera con el Líbano, que dejó un soldado muerto. En los territorios palestinos crece la intensidad de los disturbios.



JERUSALEN (Reuters) - Guerrilleros libaneses mataron un soldado israelí en la frontera norte y una feroz batalla estalló en una ciudad cisjordana el viernes, dibujando el fantasma de una guerra en dos frentes mientras tomaba forma un gobierno de unidad en Israel.

En medio de la creciente violencia, funcionarios palestinos mostraron pocas esperanzas de lograr la paz, un día después que el primer ministro electo de Israel, Ariel Sharon, y el líder que derrotó en las elecciones de la semana pasada, Ehud Barak, anunciaron un acuerdo en principio para formar un coalición.

En un ataque coincidente con el noveno aniversario de la muerte por fuerzas israelíes del líder de Hizbollah, el jeque Abbas al-Moussawi, esas guerrillas lanzaron misiles antitanques contra un convoy del ejército en la frontera con El Líbano.

El ejército dijo que un soldado murió y dos resultaron heridos en el ataque, en el área de Shebaa Farms, que tanto el Líbano como Hizbollah consideran aún bajo ocupación a pesar de la retirada de las tropas israelíes en mayo de 2000.

En la ciudad cisjordana de Ramallah, fuentes médicas dijeron que al menos 10 palestinos y dos fotógrafos extranjeros resultaron heridos por el ejército israelí, que describió el panorama como el de un gran tiroteo. También se produjeron enfrentamientos en la Franja de Gaza. Unas 400 personas, la mayoría palestinos, han muerto desde el inicio de la rebelión contra la ocupación israelí

Israel se encaminaba ayer hacia un gobierno de unidad nacional después que los viejos rivales Ariel Sharon y Ehud Barak acordaron unir fuerzas para tratar de poner fin a los cinco meses de violencia.

Se espera ampliamente que Barak, de 59 años, se convierta en ministro de Defensa y se retracte de su decisión de abandonar la política tras su derrota ante Sharon, de 72 años, en las elecciones para primer ministro del 6 de febrero. También el ganador del Premio Nobel de la Paz y ex primer ministro, Shimon Peres, de 77 años, se encargaría de las relaciones exteriores.

La decisión de Barak de formar una coalición con su antiguo adversario amenaza con dividir su Partido Laborista de centro izquierda, que se reunirá la próxima semana para decidir si acepta integrar un gobierno con el Partido Likud de Sharon.

Un funcionario palestino de alto rango dijo que espera un congelamiento del proceso de paz del Oriente Medio y un aumento de la violencia con la coalición de gobierno que está tomando forma en Israel. Ahmed Abdel-Rahman, un asesor del líder palestino Yasser Arafat, expresó su desconfianza en la probable coalición.


Comentarios


La violencia recibe a coalición israelí