Las deudas de las cuatro cooperativas eléctricas de Neuquén suman $1.200 millones

Las de Zapala, Cutral Co y Plottier arrastran un pasivo de $700 millones con el EPEN. Por su parte CALF le debe a Cammesa más $500 millones.



En el predio de la Estación Transformadora Gran Neuquén, que abastece la zona oeste de la capital, el EPEN también tiene montado el Centro de Operaciones.

En el predio de la Estación Transformadora Gran Neuquén, que abastece la zona oeste de la capital, el EPEN también tiene montado el Centro de Operaciones.

El servicio eléctrico en la provincia de Neuquén lo prestan cinco entidades: las cooperativas de Zapala, Cutral Co, Plottier, CALF y el EPEN. A su vez el EPEN le vende la energía las primeras tres. Las cooperativas arrastran deudas por más de 1.200 millones de pesos. Mientras quela empresa provincial tiene compromisos por más de 240 millones de pesos bajo el mismo concepto

Los aumentos aprobados por Nación, la demora para llevarlo a las facturas locales y la incapacidad de pago de los usuarios, son parte de las justificaciones.

Las millonarias deudas no son una novedad. Incluso fue la propia Cammesa, que administra el mercado eléctrico, la que se encargó de ventilarlas a modo de presión pública. Sin embargo se estima que el déficit se amesetará con el congelamiento de tarifas que se trazó para la segunda mitad del año.

El presidente del EPEN, Francisco Zambón, explicó que sin aumentos en el horizonte, la cadena de pago debería comenzar a estabilizarse. En diálogo con “Río Negro” agregó que debieron, desde hace dos años, intensificar las gestiones de cobro lo que dejó como resultado la multiplicación de los planes de pago, un esquema que le suma retraso a la recaudación.

Como ejemplo señaló que la factura total de diciembre de 2018 recién en mayo de este año pudo recobrarse en un 76%. “Si despejás las deudas de las cooperativas, el porcentaje de cobro trepa al 96%”, explicó Zambón.

Las cooperativas de Zapala, Cutral Co y Plottier compran su energía al EPEN. En total le deben 700 millones de pesos. La distribuidora zapalina es la que más complicada se encuentra con un atraso de unos 12 meses. Las explicaciones de este sector es que los municipios no autorizan los aumentos aplicados por Nación inmediatamente y que a los usuarios se les complica cancelar las facturas más abultadas.

El caso de Zapala puede mejorar en los próximos meses tras la firma del nuevo contrato de concesión y un ajuste de la tarifa.

A su vez, la deuda delEPENcon Cammesa, según Zambón, es de unos 240 millones de pesos. Es decir que la empresa provincial amortigua la mayor parte de los pasivos de las cooperativas. La firma estatal está negociando un plan de pago para aplicar desde 2020.

El caso de CALF es uno de los más conocidos en la provincia. Su presidente, Carlos Ciapponi, anunció en febrero que no trasladaría las subas a los usuarios y que no pagarían a Cammesa los nuevos valores aplicados. Ese posicionamiento dejó, a la actualidad, un rojo de 500 millones de pesos.
Según sus autoridades son “apenas” tres meses impagos que pueden sanearse, también, con un congelamiento y la puesta en marcha de un plan de pago.

En números

76,5%
es lo que el EPEN pudo cobrar hasta mayo de la factura total de diciembre de 2018. Sin las tres cooperativas llega al 97%.
$240
millones es lo que el EPENle adeuda a Cammesa. Negocia un pasivo con el organismo, un congelamiento del monto y un plan de pago para 2020.

Comentarios


Las deudas de las cuatro cooperativas eléctricas de Neuquén suman $1.200 millones