Las hijas de Sepúlveda relataron el dramático escenario del crimen

#

Johnatan, Rafael y Verónica Figueroa, acusados por el asesinato del empleado municipal de Cipolletti.

CIPOLLETTI (AC).- Ayer se realizó la segunda audiencia en la que se juzga a tres personas por el asesinato del empleado municipal Juan Carlos Sepúlveda. Las dos hijas de la víctima declararon y relataron el momento en que encontraron a su padre muerto. Aunque no vieron a los agresores en el instante de los disparos, ratificaron las amenazas que había recibido anteriormente Sepúlveda. En el debate del jueves, la mayoría de los testigos de identidad reservada ubicaron a los procesados en la escena del crimen. Los acusados son Johnatan, Rafael y Verónica Figueroa, todos integrantes de una misma familia. De acuerdo con la investigación, el 23 de noviembre de 2011, Verónica discutió con Juan Carlos Sepúlveda, de 60 años, aparentemente porque la víctima retó a sus hijas, ya que las niñas habían arrancado rosas de su jardín. Según la instrucción del caso, la mujer acusada amenazó a Sepúlveda y le advirtió que llamaría a su hermano y a su sobrino para arreglar el problema. Pocos minutos más tarde, Johnatan y Rafael Figueroa aparecieron en una moto y efectuaron disparos apuntando a la tierra con una pistola 9 milímetros. Como no salieron más tiros, Johnatan su subió a la moto conducida por Rafael y se fueron. Sin embargo aparecieron enseguida y balearon nuevamente la casa de Sepúlveda, hiriendo de muerte al trabajador. Esa es la versión que fue ratificada por varios testigos. El homicidio ocurrió en el barrio Anai Mapu de Cipolletti, donde Sepúlveda tenía su domicilio. En el debate de ayer declararon también dos policías que llegaron al lugar del hecho alertados por un llamado de los familiares de la víctima. Ratificaron los dichos de las hijas de Sepúlveda, quienes encontraron a su padre muerto luego de escuchar los disparos contra la vivienda. La última audiencia prevista se realizará el jueves, a las 15, en la Cámara Criminal Segunda, que está integrada por los jueces César Gutiérrez Elcarás y Pablo Repetto y por el conjuez Mario Sebastián Nolivo. El fiscal es Alejandro Silva y los abogados defensores son Claudio Romero y Eves Tejeda. La querellante es Teofilde del Carmen Sáez y sus abogados son Pablo Gutiérrez y David Maestre. El caso fue llevado a juicio por el juez Gustavo Herrera, quien en un momento de la instrucción tuvo que trasladarse al barrio Anai Mapu y llevar con la Policía a unos 30 vecinos que tenían muchísimo temor de declarar. Incluso un testigo fue amenazado y también le balearon su casa. Por ese hecho condenaron a tres años y seis meses de prisión efectiva a la pareja de Verónica Figueroa. También se abrieron otras causas y procesaron a más personas por los delitos de tenencia de arma de fuego. En la primera jornada del juicio, el jueves, los imputados negaron el hecho y dijeron que iban a escuchar la versión de los testigos. Dejaron abierta la posibilidad de ampliar su declaración en las próximas audiencias.

POLICIALES


Comentarios


Las hijas de Sepúlveda relataron el dramático escenario del crimen