Las Invasiones Inglesas, decisivas en la historia patria





Este 12 de agosto se cumple un nuevo aniversario de la Reconquista en 1806 de la ciudad del puerto Santa María del Buen Ayre, hoy ciudad de Buenos Aires, en el contexto de los episodios de título, lo que se torna en excelente ocasión para que nos ocupemos, aunque someramente, de los dos frustrados intentos británicos y su incidencia en decisivos hechos inmediatamente posteriores de la historia patria.

Desde bastante tiempo antes la corona británica había demostrado su interés en la desembocadura del Río de la Plata, mas algunos episodios catalizaron que el deseo se plasmara en hechos concretos. Veamos.

No nos equivocamos al asegurar que la llamada Revolución Industrial, con génesis en la Britania a fines del siglo XVIII, marcó un antes y un después en el mundo económico, especialmente en lo que hacía a la necesidad de contar con materia prima, mas un hecho no deseado se interpuso en el camino de los ingleses: la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica, hasta ese momento sus colonias, en 1776, lo que los privó de los bienes con ese origen, de ahí que se centraron en Asia, Africa y Oceanía para ello, sin dejar de mirar con avidez al sur de nuestro continente.

Por eso, la Batalla de Trafalgar de 1805, en que la armada británica aplastó a la entente marítima franco-ibérica, fue más que un importante éxito militar, ya que le abría el camino hacia el Río de la Plata, dada la imposibilidad naval española de proteger sus colonias ahí asentadas.

Así, en 1806 movilizaron desde Cabo de la Buena Esperanza, en el extremo sur de África, donde se juntan los océanos Atlántico e Índico, las tropas que habían combatido exitosamente a los holandeses -y hecho suyas sus colonias- con destino a estas tierras produciendo su ocupación hasta el episodio del 12 de agosto de 1806, cuando las tropas criollas y los valientes vecinos reconquistaron la principal ciudad del Virreynato del Río de la Plata.

Sin embargo, no conformes con ello en 1807 hicieron otro intento, que no pudieron concretar por la tenaz defensa de tropas criollas y los vecinos porteños.

Ambos valientes episodios son recordados -respectiva y cronológicamente- como Reconquista y Defensa de Buenos Aires, los que generaron en nuestros patriotas un sentimiento de alta autoestima que los animó a empresas mayores, por lo que no dudo en afirmar que los episodios tuvieron decisiva gravitación en los Sucesos de Mayo de 1810, fundacionales en la conformación institucional de la Nación Argentina.

Que ello no pase desapercibido para nuestro respetuoso recuerdo ni nuestra activa memoria.

* Presidente de la Junta de Estudios Históricos del Neuquen


Comentarios


Las Invasiones Inglesas, decisivas en la historia patria