Lavagna ratificó las retenciones para exportaciones agrícolas





Las retenciones a las exportaciones agropecuarias son un aporte fundamental para mantener los actuales niveles de recaudación fiscal y evitar aumentos en los precios de los alimentos, y sólo podrían reemplazarse por una forma de impuesto a las ganancias de cobranza segura, aseguró ayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

"Las retenciones a las exportaciones agropecuarias son significativas para la recaudación fiscal pero además evitan el alza de los precios de los alimentos en el mercado interno", señaló el funcionario.

"Argentina tiene la particularidad de exportar los mismos productos que consume y, sin retenciones, los alimentos se cotizarían a precio dólar y habría de 4 a 5 millones más de habitantes bajo la línea de pobreza en el país", explicó.

El ministro habló ayer en la mañana en la reunión organizada por el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA), Miguel Campos, en el Hotel Madero Sofitel, bajo el lema "La construcción de un nosotros" para reflexionar sobre la situación del agro.

"No me vengan con planteos ideológicos", respondió el ministro cuando se mencionaron los reiterados pedidos de los dirigentes del sector para que se eliminen las retenciones a las exportaciones que, en el caso de la soja, equivalen al 23,5 por ciento del monto de las ventas al exterior. "En el 2001 los productores estaban hipotecados y no pagaban retenciones pero tenían una paridad de ficción (1 peso/1 dólar). Ahora tienen retenciones, pero un dólar competitivo que les permite exportar y no están hipotecados", apuntó.

Lavagna indicó también que "el precio de la tierra y el costo del alquiler de los campos para agricultura y ganadería" continúan en aumento "y un concepto básico de la economía indica que si un bien de capital tiende a valorizarse es porque (la actividad) rinde utilidad". (Télam)


Comentarios


Lavagna ratificó las retenciones para exportaciones agrícolas