Le pusieron un arma en la boca para robarle

La víctima fue una abogada de Bariloche a quien dos delincuentes sorprendieron ayer temprano en su casa del barrio Don Orione. Los asaltantes huyeron con las manos vacías.



#

La policía busca a los violentos asaltantes, quienes habrían huido de la casa de la víctima en camioneta.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Dos delincuentes asaltaron a una abogada de Bariloche en su domicilio particular, aprovechando el momento en que el marido de la víctima había llevado a los hijos al colegio. La mujer denunció que le pegaron, la ataron y hasta le pusieron un arma en la boca amenazándola con “quemarla”. No obstante, los sujetos huyeron sin llevarse nada, ya que no había dinero en la vivienda. Cuando escucharon que el esposo regresaba, emprendieron la fuga. El violento hecho ocurrió ayer, alrededor de las 8 de la mañana, en el barrio Don Orione, ubicado a la altura del kilómetro 15.500 de la avenida Bustillo de esta ciudad. La víctima es Laura Zanoni, abogada del Equipo Patagónico de Abogados en Derechos Humanos y Estudios Sociales (EPADHES), quien vive en una zona bastante aislada, a un kilómetro de la ruta, cerca del lago. Según la denuncia, los delincuentes golpearon a la puerta de la su vivienda indicando ser vecinos y cuando la mujer abrió, ingresaron violentamente exhibiendo armas de fuego y un cuchillo. En cuestión de segundos la redujeron y así la mantuvieron, bajo amenaza, durante todo el episodio. La víctima relató a la radio local “KM FM” que la agarraron de los pelos y la llevaron a un cuarto, donde la maniataron con cables, mientras le exigían la entrega de dinero y oro. “Me metieron un arma en la boca y me decían que me iban a matar”, explicó. No obstante, al no encontrar dinero decidieron alejarse, ya que habrían oído aproximarse un automóvil. Las primeras actuaciones estuvieron a cargo de la Subcomisaría 55 de Playa Serena, con jurisdicción en el lugar. Los efectivos de esa unidad habrían encontrado en el patio de la casa un bolso con una computadora portátil, abandonada por los ladrones antes de la fuga. Según informó Zanoni, este tipo de hechos “se repiten en el barrio”. Relató que “hay gente que está mirando a los vecinos, pese a ser un barrio de gente trabajadora”. Informó que su marido observó, al llevar a los hijos al colegio, que en una plaza cercana había un vehículo Renault rojo con cuatro personas a bordo, que habitualmente no circula en la zona. No obstante, según informaron los investigadores, los asaltantes se habrían fugado en una camioneta. Al lugar conduce un único camino, de unos mil metros, por lo que el rodado habría sido divisado por otros vecinos. Para la abogada “hay zonas liberadas y la Policía no actúa sino ante el hecho consumado”. Criticó además que “si no pedimos más seguridad, si el Estado no pone esto en su agenda, va a seguir pasando”. “El tema excede la cuestión del delito, es la acefalía del Estado y la falta de políticas públicas de seguridad”, resumió.


Comentarios


Le pusieron un arma en la boca para robarle