Llegan los alegatos en el juicio a la "conexión local" 11-01-04

CAUSA AMIA




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

BUENOS AIRES (Télam).- Los familiares de víctimas del atentado a la AMIA agrupados en "Memoria Activa" denunciarán a la gestión menemista por no haber prevenido ni investigado el ataque, en su alegato final que reabrirá el próximo martes el juicio oral a la "conexión local" de la masacre.

En el último tramo del juicio más largo de la historia argentina, el abogado de "Memoria Activa" Pablo Jacoby sólo pedirá una condena a reclusión perpetua por la voladura: la del reducidor de autos Carlos Telleldín, según anticipó. Por el contrario, los "Familiares de víctimas del atentado", la AMIA, la DAIA y los fiscales del juicio insistirán con penas de reclusión perpetua tanto para Telleldín como para los cuatro ex policías bonaerenses juzgados con él por el ataque que el 18 de julio de 1994 dejó 85 muertos.

Para "Memoria Activa", grupo hipercrítico hacia la investigación oficial, los ex policías Juan José Ribelli, Raúl Ibarra, Anastasio Leal y Mario Bareiro no están vinculados a lo ocurrido ese 18 de julio, aunque sí extorsionaron a Telleldín.

A quienes sí acusarán estos familiares de víctimas es el ex presidente Carlos Menem, gran parte de sus ex funcionarios de primera línea y al ya apartado juez del caso, Juan José Galeano, en coincidencia con una postura sostenida a lo largo de la pesquisa. "Habrá duras imputaciones contra el Estado argentino de esa época por no haber prevenido ni investigado como corresponde la masacre, porque fue eso, una masacre", anticipó Jacoby.

El abogado tenía previsto hablar ante los jueces sólo el martes desde las 14.30 pero pidió al Tribunal que le conceda un día más. "Es que es inacabable detallar cada una de las cosas que ocurrieron", justificó.

"Memoria Activa" sostendrá que en el juicio se probó que los cuatro ex policías extorsionaban a Telleldín para sacarle dinero a cambio de dejarlo delinquir, pero como "no es querellante por estos delitos conexos", no los acusará, explicó Jacoby.

En cuanto a Telleldín, el abogado sostendrá que el mecánico armó y acondicionó para soportar 300 kilos de explosivos la camioneta Trafic que se usó como coche bomba en Pasteur 633, a sabiendas de lo que iba a hacerse con ese vehículo, anticipó a Télam.

Este es el único punto de coincidencia que une a Memoria Activa con los demás querellantes en el caso y con los fiscales federales Alberto Nisman, Eamon Mullen y José Barbaccia.

 

Estrategia final

Desde el jueves y en un último intento por revertir lo que se anticipa será un veredicto con absoluciones ante las irregularidades de la causa, tanto los fiscales como la AMIA, DAIA y "Familiares de víctimas" pedirán perpetua para los cinco principales acusados.

"Cuando se juntan las evidencias se tiene más de lo que se cree, vamos a ir por la pena de reclusión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado", explicó Marta Nercellas, de la DAIA.

Pero la tarea no será fácil: entre otros muchos aspectos, deberán convencer a los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo de que Telleldín dijo la verdad cuando acusó a los policías, pese a que en el juicio se probó que cobró a cambio 400.000 dólares estadounidenses salidos de la SIDE.

Los últimos en acusar serán los fiscales y después llegará el turno de los defensores, que irán por la absolución de todos los acusados. El veredicto se anuncia para fines de febrero.

Telleldín está en la mira de todos

BUENOS AIRES (Télam).- El acusado del atentado a la AMIA Carlos Telleldín armó a pedido una camioneta Trafic que fue usada como coche bomba el 18 de julio de 1994 y por ello merece una condena a reclusión perpetua, según todos los acusadores del juicio oral por el ataque. Este será el único punto de coincidencia plena en los alegatos previstos desde el martes próximo.

En este tramo definitorio -previo al veredicto- llegará también la catarata de denuncias, según un relevamiento hecho por Télam. Sólo los fiscales Alberto Nisman, Eamon Mullen y José Barbaccia prepararon 35 pedidos de investigación a ex funcionarios menemistas, duhaldistas y ex jefes policiales, entre muchos otros de quienes ocuparon cargos públicos y tuvieron algo que ver en la pesquisa.

El Tribunal Oral Federal 3 los escuchará desde el 20 de enero próximo y cada fiscal hablará de un tramo de la causa. Dos de ellos, Mullen y Barbaccia, se reservarán un espacio para la catarsis: harán un detalle de los avatares y obstáculos que enfrentaron para avanzar en la investigación desde el mismo día del atentado, cuando se hicieron cargo del caso.

(Télam)


Comentarios


Llegan los alegatos en el juicio a la "conexión local" 11-01-04