Lo extrañamente invisible



La cineasta Lucrecia Martel, quien estrenará próximamente "La niña santa", su segunda película, trabaja actualmente en el guión de su nuevo largometraje "La mujer sin cabeza", que filmará en Salta y donde abordará los traumas de la memoria que sufre una mujer luego de atropellar a un perro. "Estoy escribiendo otra película en la que siento que debo superarme y traspasar ciertos límites propios. En ese filme tendré que dar un paso en un terreno más cinematográfico, que tiene que ver con la puesta de cámara", afirmó a Télam la directora en relación con su nuevo proyecto.

"Lo que quiero lograr en mis películas es transmitir una especie de enrarecimiento sumamente invisible. Es un estado de sospecha permanente, una situación en la que no se sabe nunca en qué plano de la realidad o la fantasía estamos, o cuándo pasamos de uno hacia el otro", dijo Martel, muy influida al respecto por el filme "Festín desnudo", de David Cronenberg.

La realizadora salteña adelantó que está terminando un guión que empezó a escribir antes de "La niña santa" y "trata sobre una mujer que pierde la memoria cuando atropella a un perro en la ruta. Toda la película se pregunta acerca de lo qué pasó", señaló.

"Todo lo que ocurre en la historia es como si sucediera a partir de la visión enajenada de la mujer", agregó la cineasta, quien intentará "buscar una forma de escritura cinematográfica diferente" a la que utilizó para "La ciénaga" y "La niña santa", sus dos obras anteriores.

"La diferencia entre esas dos obras, en cuanto al proceso de factura de una película, es que en 'La ciénaga' había un montón de incertidumbres que yo tenía respecto de mí misma en el rol de directora, y ahora ya se disiparon o estoy convencida de que no tienen solución", dijo Martel.

"Al hacer 'La niña santa' sentí que estaba recorriendo caminos totalmente nuevos", reveló la directora, quien optó por "una trama más tradicional" que en su ópera prima. "La trama de una película y la moral son sistemas legales, y en ese sentido el dispositivo narrativo me permitió traducir mejor el sistema moral", explicó. (Télam).


Comentarios


Lo extrañamente invisible