"Lo más importante fue el ofrecimiento del club"

Astrada habló de la propuesta de los dirigentes y reconoció que el equipo aún no rindió a pleno.



"Más allá de que seguimos en la punta del Apertura, lo más importante de la semana fue el ofrecimiento que me hizo el club para extender mi contrato por un año más", expresó Leonardo Astrada en su sitio de Internet después del sufrido triunfo que River logró antenoche frente a Arsenal.

Aseguró que "la próxima semana nos sentaremos a conversar, pero que ya me lo propusieran con algo más de seis meses de trabajo me llena de orgullo y satisfacción".

Agregó que "esto refuerza mis convicciones y me brinda la posibilidad de seguir mucho tiempo más en River, el lugar del que nunca me querría ir'.

En relación con la actuación del equipo frente a Arsenal, destacó que "logramos lo que buscamos.

Tuvimos un primer tiempo malo, en el que nos costó muchísimo progresar con claridad, por eso nos fuimos al vestuario en desventaja, otra vez después de una pelota parada en contra, y encima después de un cabezazo de Castiglione".

"En ese período no supimos encontrar los espacios, nos costó mucho asociarnos y se nos complicó mucho ante un equipo que sabe defenderse muy bien, y si está en ventaja en el marcador, mucho más aún. Maneja bárbaro los tiempos y especula con la desesperación del rival", aseguró Astrada.

Después, señaló que "en la segunda parte cambiamos totalmente, de actitud y de juego. Creo que las variantes le dieron aire al equipo y los muchachos entendieron que tenían que irse encima de Arsenal, porque esa era la única manera de doblegarlo, obligándolos a que se equivocaran presionándolos en todos los sectores de la cancha. Hicimos las cosas muy bien y creo que dimos vuelta el partido con justicia. Fuimos avasalladores. Demostramos gran temperamento y actitud para salir de una situación adversa y eso me dejó muy conforme".

River tiene una particularidad difícil de empardar, ya que no jugó bien en ninguna de las siete presentaciones.

Atípico en un equipo que suele caracterizarse por llenar los ojos de sus hinchas, River todavía no logró elaborar una producción realmente convincente, de esas que permiten sumar de a tres gracias a una buena producción.

Las goleadas, ésas que antes se daban casi por decantación, ahora son una palabra desconocida en su diccionario.

River gana y marcha en lo alto de la tabla por el peso de sus individualidades y porque mantiene siempre inalterable su histórico espíritu ofensivo.

Con eso y poco más, le alcanzó para establecer diferencias con equipos inferiores en cuanto a riqueza técnica y posibilidades de recambio.

Sin embargo, no consigue corregir sus debilidades defensivas, las pelotas paradas le duelen en el alma, y le cuesta demasiado contrarrestar la presión que ejercen sus rivales en el mediocampo.

Leonardo Astrada ya metió mano en la defensa. Probó con línea de tres y de cuatro, y alternó varias veces los nombres. No puede disponer de su mediocampo ideal, con Luis González, Mascherano, Patiño y Gallardo, porque "Lucho" está lesionado y los otros tres buscan su mejor forma física. Adelante también ensaya y no encuentra. Salas, Cuevas, Maximiliano López y Sand, cuatro nombres para dos puestos.

Hasta acá los hizo rotar por diferentes razones, pero lo cierto es que ninguna dupla de ataque lo termina de convencer.

La sensación es que River está tirando mucho de la soga. ¿Será consciente de que en la primera de cambio se le puede cortar?


Comentarios


"Lo más importante fue el ofrecimiento del club"