Sociedad

Los almacenes naturales crecen al ritmo del interés por comer mejor

Cada vez hay más dietéticas en la región. Según una encuesta nacional, el público que compra en estos lugares se quintuplicó en la última década, impulsados por el deseo de consumir alimentos menos procesados y con mayor nivel nutritivo.

Son cada vez más personas las que se animan a cambiar sus hábitos alimentarios y eligen opciones más saludables. Eso se ve reflejado en el auge de las dietéticas y almacenes naturales. De acuerdo a un estudio a nivel nacional , el público se quintuplicó en los últimos diez años.
Desde el rubro vinculan el creciente interés por los productos de las dietéticas con la salud, siempre dejando en claro que quienes deben aconsejar y recomendar son los médicos y nutricionistas.

La mayoría de los locales consultados ofrecen una propuesta integral, donde el consumidor puede encontrar lo que necesita. Todos destacan el cambio de hábitos en la gente y la búsqueda de productos orgánicos.
“Hay una tendencia a lo natural, lo sano, alimentos menos refinados, sin tantos químicos. Es increíble el cambio en el corto plazo que uno siente” , explica Daniela Álvarez de Allen.

Especias, bebidas, aderezos, frutos secos, tés. Alternativas saludables que cada vez tienen más adeptos.


Daniela es dueña de “La celiaquería”, un local que nació el año pasado, producto de una charla entre amigos, algunos de ellos celíacos, a los que se les hacía difícil encontrar productos específicos. Si bien el proyecto inicial fue abrir una tienda de alimentos sin gluten, tuvieron que diversificar la oferta ante los requerimientos de los propios clientes que van pidiendo cosas de acuerdo a sus necesidades.

“La misma gente solicita productos para otras enfermedades como diabetes o alergias del tipo alimentarias -como a la proteína de la leche de vaca- y vamos tratando de cumplir con todos”, agregó.

Cambio de hábito: Más conciencia por saber qué se consume.

“Hubo algunos cambios de hábitos. La gente trata de cuidarse más, y por esto buscan alimentos que no produzcan molestias con su ingesta”, señaló Mónica Escorza, que atiende la dietética “Regia” uno de los negocios del rubro de mayor antigüedad en Villa Regina, con ocho años de trayectoria en la venta de diferentes productos orgánicos y naturales.

Desde la tienda de alimentos naturales “El central”, establecida en Neuquén desde hace tres años, destacan la orientación del público hacia una alimentación con productos menos procesados y con mayor contenido nutricional.

Juan Bidiuk, propietario de “Dietéticas del sur”, de Roca cuenta que está en el rubro desde hace 25 años y destaca la evolución en los últimos 20. “Hoy, la dietética no es sólo vender productos dietéticos. El abanico es amplio ya que hay productos para celíacos, diabéticos, deportistas.

“Hay chicos que por moda se hacen veganos por el tema de los animales, y algunos padres vienen y te dicen “hacete cargo”, dice Bidiuk.
Explica que lo mejor es estar asesorado por el médico y no esperar que en la dietética sugieran lo que hay que comer. “Hay que consultar con el médico y seguir el tratamiento con la nutricionista”, remarca, siempre dejando en claro que quienes atienden las dietéticas no reemplazan las sugerencias médicas.

“No es cuestión de dinero, es cuestión de salud”, aseguran.

Nicolás Silva, encargado comercial de Gennari SA, mayorista de productos naturales, cuenta que si bien se dedican al rubro desde hace más de 62 años, desde que comenzaron con una planta de deshidratado, en la parte de distribución están hace diez fraccionando y repartiendo productos elaborados en la zona y algunos importados.

Silva también destaca que ellos no asesoran y considera importante la consulta con especialistas antes de comenzar con dietas ya que “no sólo por consumir frutos secos estamos comiendo saludable. Influye mucho la cantidad, los excesos, en ningún producto, son buenos”, agregó.
En Cipolletti también se nota el crecimiento en el rubro, el desembarco de nuevas dietéticas como “Oh my veggie” y “Natural Shanti” es la prueba de que cada vez más cipoleños eligen cuidar su salud.

Ambas coinciden en que esta tendencia más que un boom es ser conscientes no sólo de lo que se consume sino también de estar en sintonía con el medio ambiente. Notan el incremento de gente que va por distintas enfermedades, hay muchos intolerantes a la lactosa y al gluten entre otras cosas.

“Cada vez más gente le presta atención a lo que consume, se informa más y se dio cuenta que el cambio en la alimentacion influye en el ánimo, en la energía y en toda la vida diaria”.

Nicolás Silva de Gennari

A la puerta de la casa
La modalidad virtual también se suma a esta tendencia. El almacén natural “Las Elenas” es un ejemplo de ello. Apostaron a la diferencia hace tres años con la idea de hacer llegar a domicilio alimentos, productos naturales y de cuidado personal. Cuentan con una página web en donde se puede realizar la compra o a través de facebook, whatsapp o Instagram.

Una característica que se repite en todos los locales consultados, es que hay clientes de todas las edades y de todos los perfiles. Muchos van directamente con el plan nutricional dado por el especialista, o con la sugerencia médica. Los que recién empiezan llegan perdidos buscando asesoramiento del vendedor quien por lo general trata simplemente de hacer un comentario sobre el producto y evita recomendar porque considera que para eso están los especialistas.

“Algunos vienen acá como si fuéramos farmacéuticos, hay que ir a fondo con la parte médica, respetarla” .

Juan Biudik de Dietéticas del Sur
Los responsables aclaran que quienes deben recomendar son los médicos y nutricionistas.

Mito o verdad: ¿es más caro comprar alimentos naturales?

Ante la pregunta, todas las tiendas consultadas coinciden en que no es más caro, ya que si bien hay productos que sí cuestan un poco más que otros, la mayoría son cosas que rinden mucho. También cuentan que muchas personas primero averiguan los precios antes de comprar.

Desde el punto de vista de la propietaria de “La celiaquería” los productos no es que sean más caros, “lo que pasa es que nos abocamos a un determinado tipo de alimentos, un sector mínimo del mercado, nunca vamos a competir con los precios de los supermercados que manejan un volumen mayor. Los costos del transporte también influyen” expresó.

Juan Bidiuk, de Dietéticas del Sur explica: “No es que los productos son más caros, aunque tal vez un poco. La gente cree que comer saludable cuesta más, pero hoy un kilo de carne por ejemplo sale cerca de 400 pesos, la gente puede llevar semillas por menos, comprar al menos diez cosas por esa suma. El desafío está en aprender a cocinar y cómo usarlas”.

“Hay productos que cotizan a nivel internacional y dependiendo de la viabilidad y la demanda pueden aumentar. Muchos son productos estacionales. Se debe tener en cuenta la época de cosecha: fuera de temporada incrementan su valor. Se puede comer sano buscando precios y eligiendo productos de temporada”, asegura Silva del mayorista “Gennari”.

Julieta Flores, a cargo de la tienda virtual “Las Elenas” dice: “Muchas veces escuche decir que es más caro alimentarse de forma saludable y que por eso no lo hacen, la realidad es que es todo lo contrario. No es cuestión de dinero, es cuestión de salud.”
Todos aseguran que hay distintas opciones para todas las necesidades y para todos los bolsillos.

“La satisfacción más grande es cuando la gente entra y agradece por haber pensado en ellos” .

Daniela de la Celiaquería, Allen

Lo que más venden

• El azúcar mascabo (producto de la primera prensada de la caña de azúcar)
• Harina integral con alto contenido en fibra
• Avena
• Mix de frutos secos
• Productos sin tacc aptos para celíacos (especialmente el pan)
• Dátiles, por su capacidad energizante muy buscados por deportistas
• Arroz yamaní
• Lácteos que no sean de origen animal como la leche de almendras o de coco, los productos deshidratados
• Hongos seco
• Aceite de coco
• Semillas y viandas
• Productos de cosmética aptos para veganos y ayurvédicos, para el bienestar emocional y que colaboran con el cuidado del medio ambiente

Un crecimiento acelerado

Un estudio de la consultora Voices reveló que en el país el 31% de los mayores de 16 años ya es comprador regular de dietéticas.
El sondeo se hizo en abril entre 1.000 hogares representativos de toda la población, y mostró lo acelerado del crecimiento.

Es que 8 de cada 10 compradores actuales “descubrieron” a la dietética en la última década, lo que implica que desde 2009 el público de estos comercios se quintuplicó.
Desde 2017 se sumaron 3 millones, a un ritmo promedio de 4.100 clientes por cada día.

La directora ejecutiva de la firma de investigación, explicó que también sondeó en profundidad a 425 clientes para conocer sus preferencias y motivaciones. Según los resultados el auge tiene su epicentro en Capital, donde un 45% de la gente ya pisa la dietética al menos una vez por año, frente al 31% del Conurbano y al 29% del interior.


Comentarios


Más Especiales

Los almacenes naturales crecen al ritmo del interés por comer mejor