Los dueños de Textil Neuquén culpan a las importaciones y la economía

Hernán Huerta, uno de los propietarios, aseguró que en las actuales condiciones “no es viable como industria”. Agregó que la baja en el petróleo también los afectó.



#

Las empleadas de la firma se mantienen en el predio para pedir ser reincorporadas. (Foto: leonardo petricio )

La apertura de importaciones, la retracción de la actividad petrolera y la baja del consumo, son el conjunto de factores económicos que esgrimen los propietarios de la empresa Textil Neuquén S.R.L. para llevar al cierre de la fábrica ubicada en Parque Industrial de Neuquén. Reconocieron que existe un crédito otorgado por el Iadep para la instalación de la industria, pero aseguraron que están en cumplimiento de pago, por lo que las máquinas serían de su propiedad.

“La empresa dio pérdidas en un tiempo importante, la venimos sosteniendo con la expectativa de que pueda llegar a cambiar, pero hoy la importación y el contexto nacional no acompaña en lo más mínimo. No hay forma de sostener, no es viable ni en mis manos ni en las manos de quien fuere, sino no estarían cerrando las empresas que están cerrando. No es viable por ningún lado, como industria, como industria no es viable”, reiteró una y otra vez a este medio Hernán Huerta, uno de los propietarios de la fábrica texitl que cerró sus puertas definitivamnete el martes de la semana pasada.

Importaciones

Huerta argumentó que existen un cúmulo de factores económicos que han afectado severamente la producción, pero que el determinante fue la apertura de las importaciones, con lo cual la industria local se volvió poco competitiva: “comprar un jean en el supermercado o una camisa, al ver la comparativa no hay mucho que agregar. Ver los precios que tienen en el supermercados y los precios que tenemos nosotros, no podemos competir con eso”, manifestó.

Además agregó que al contexto se le agrega una caída de la producción superior al 50%, “hoy el consumo esta retraído y la gente hace tiempo que necesita precios, porque hoy el mercado está así. No se trata de calidad, ahora busca precio”.

Petróleo en baja

Según el empresario la crisis del petróleo salpicó también al mercado textil que aportaba camperas y camisas de jean para los obreros.

Los recortes de gastos del sector hidrocarburífero golpearon fuerte a los empresarios y sostuvó que “hace más de un año que no entregamos productos para las empresas, es un tiempo largo sin contratos de abastecimiento de indumentarias. Hemos visto que han reducido sus costos y los valores nuestros no están acordes a lo que ellos necesitan para sus tareas”.

Los costos locales

Añadió que el factor salarial en Neuquén también juega en contra, respecto a otras provincias ya que “pagamos la zona desfavorable de un 40%, pagamos una productividad que no se paga en ninguna empresa, que es el mínimo garantizado de producción en salarios del 22,5%. Ahí ya tenemos un 62,5%, y además un premio por asistencia de 5%, que tampoco tienen en Buenos Aires. Varias cosas que influyen”.

Por último entendió que el cierre de su fábrica tomó notoriedad pública porque “hay intereses políticos de fondo”.

En este sentido, Huerta enumeró varias de empresas del rubro que en todo el país se han visto forzadas a cerrar sus puertas: entre ellas dos plantas de Alpargatas en Buenos Aires, con 200 empleados; en San Luis el grupo Herzo que fabricaba para Puma, cerró su planta con 200 empleados a mediado del 2016; el grupo Pampero con 50 empleados bajó persianas el 31 de enero; y las hilanderas de algodon TN & Planex y Guilford siguieron el mismo rumbo.

Ayer en la Legislatura un grupo de diputados anticiparon un proyecto para rechazar el cierre de la fábrica y pedir la reincorporación de las trabajadores (ver aparte).

En número

Créditos del IADEP

“No hay mora”

En cuanto a los créditos otorgados por el Iadep, sin hablar de números específicos, reconoció que están pagando y que no existen irregularidades. Justificó que por ese motivo las máquinas prendadas son de su pertenencia. “No hay mora en los pagos, y hemos devuelto más del 70% del crédito”, indicó.

En cuanto a las 35 trabajadoras que denunciaron el vaciamiento de la fábrica, aseguró que “al trabajador le garantizamos que van a cobrar todo lo necesario, lo que indica la ley. Seguimos insistiendo en que las indemnizaciones están para que las cobren. Ahora tenemos impedimentos de ingresar, para acceder a los legajos, no tenemos nada, pero nuestras intenciones es que estemos todos dentro de la legalidad”.

Datos

70%
es lo que asegura tener pagado del préstamo otorgado por el Iadep para la compra
de las maquinas.

Temas

Neuquén

Comentarios


Los dueños de Textil Neuquén culpan a las importaciones y la economía