Los empleados que confían en el talento de sus compañeros son más eficientes

Un nuevo estudio de la Universidad de Nebraska revela que ser positivo contribuye al éxito de la empresa y sus trabajadores.

Lo más visto



No es un secreto para nadie que tener una actitud positiva nos ahorra con frecuencia dolores de cabeza y nos permite disfrutar de una perspectiva de vida diferente.

Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Nebraska-Lincoln (UNL), en Estados Unidos, del que hace eco un comunicado de dicho centro, lo confirma: los individuos que imaginan al prójimo en términos positivos, seguro y capaz, muestran rasgos de confiar en su propia vida.

El estudio ha revelado asimismo que los seres humanos reflejan sus debilidades en los más allegados. Es decir, un empleado perezoso o incompetente tendrá la misma percepción del resto de sus compañeros, con lo cual no existirá motivación para lograr objetivo alguno.

La teoría del espejo

Con frecuencia, escuchamos que nuestro entorno es un espejo de nuestros actos, la forma en que los seres humanos llevan sus relaciones interpersonales trae como consecuencia el tipo de medio en el que se desenvuelven.

Los investigadores han descubierto que los participantes del estudio que percibían de manera positiva a sus compañeros de oficina contribuyen más en el lugar de trabajo actual, tanto en el trabajo como en su desempeño. Los resultados mostraron que las percepciones de los otros dice mucho sobre qué tipo de persona realmente se es en el entrono laboral, según Peter Harms, profesor asistente de gestión de la Universidad de Nebraska-Lincoln y autor principal del estudio.

Percibir de manera positiva a los compañeros de trabajo en lugar de predisponerse a lo negativo genera la posibilidad de tener una visión positiva del mundo, dijo Harms, porque uno se despoja de equipajes o prejuicios que se puedan tener con la gente que conoce.

“Esa manera de actuar de un individuo nos dice mucho acerca de cómo ve el mundo, cómo interpreta los acontecimientos y cuáles son sus expectativas con los demás”, puntualizó Harms.

El estudio analizó a cientos de adultos que trabajan específicamente su “capital psicológico”, un conjunto de características de personalidades asociadas con la capacidad de superar los obstáculos y la tendencia a perseguir activamente sus metas.

La confianza genera compromiso

Después de pedir a los participantes evocar imaginariamente a los trabajadores de su empresa en una serie de situaciones hipotéticas, se les pidió entonces hacer valoraciones de las personas que se imaginaban en una amplia gama de características.

Los investigadores constataronque quienes realizaron las actividades proactivas o se recuperaron fácilmente de errores cometidos eran en realidad más felices y más productivos en su vida real y en su trabajo.

El estudio ha reconocido los beneficios de tener una mentalidad positiva, los investigadores de la UNL fueron capaces de predecir la vida real de los participantes a partir de los resultados del estudio, más allá de otras medidas establecidas.

“Si un gerente cree que sus trabajadores son perezosos e incompetentes es difícil que se muestre motivado y entusiasta frente a su personal”, asegura Harms.

Por el contrario, la mayoría de la gente no quiere decepcionar a alguien que cree sinceramente en ellos, por lo que intenta dar su mejor desempeño en sus tareas para estar a la altura de la imagen que tiene el colectivo sobre sí mismos. El estudio, que aparecerá en una próxima edición del Diario de Comportamiento Organizacional, fue co-escrito por Fred Luthans, profesor de Administración de Colegio UNL de Administración de Negocios.

Fuente: Tendencias21


Comentarios


Los empleados que confían en el talento de sus compañeros son más eficientes