Los esquiladores deslumbraron en Bariloche

El certamen cambió la fisonomía habitual del Centro Cívico, donde los orgullosos competidores lucen su destreza ante sorprendidos turistas y residentes.



#

Entusiasmo en el campeonato Nacional de Esquila. Foto: Alfredo Leiva.

CAMPEONATO NACIONAL

La tarde de sol puso el marco propicio este sábado a la competencia clasificatoria del décimo quinto campeonato nacional del Esquila que reúne a los finalistas de Buenos Aires, La Pampa, Corrientes y las provincia de la Patagonia.

De los 12 competidores que lucen su destreza ante asombrados turistas y residentes solo ocho pasarán a la final que se disputará mañana domingo.

En el vistoso escenario montado sobre la margen Este de la plaza Expedicionarios al Desierto los esquiladores se turnan para medir tiempo y destreza en la obtención del vellón de lana, mientras el jurado evalúa la calidad del trabajo realizado que tendrá un 60 por ciento de incidencia en la puntuación contra la valoración de la ligereza que se llevará un 40 por ciento de la nota.

La evaluación también contempla penalidades por los cortes que pudieran sufrir las ovejas que llegaron a escenario con todo su pelaje y participaron mansamente del espectáculo que las devuelve desnudas a los corrales montados en la parte posterior. Para que los espectadores pudieran seguir la faena desde cualquier ubicación de la plaza dos pantallas reproducen la esquila, alternando la competencia con imágenes de majadas tomadas en distintos campos del país.

En el devenir del certamen un contingente de egresados dio la pauta de lo original del espectáculo que presenciaron al pasar: “mirá! esquila en vivo”, exclamó una estudiante mientras otro adolescente más porfiado le preguntó a sus amigos ¡son de verdad? En alusión a las ovejas.

La décimo quinta edición está organizada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y sus pares rionegrinos y el programa nacional ProLana y el municipio de Bariloche. El certamen final, que prevé la presentación de variados números folclóricos, sumó un atractivo original a la temporada invernal cordillerana.

Parte del colorido se nutrió de simpáticos contrastes entre los finalistas y el ritmo de un turismo cosmopolita que en esta oportunidad conjugó visitantes internacionales, pobladores de varias localidades competidoras y estudiantes.

En la otra punta de la plaza dos globas temáticas invitan a conocer los pormenores institucionales de la producción lanar a través de los distintos programas instrumentados por Inta, ProLana, Senasa y el Colegio de Veterinarios de Río Negro, o a tentarse con alguno de los excelentes hilados y tejidos exhibidos por los productores participantes.

DeBariloche


Comentarios


Los esquiladores deslumbraron en Bariloche