Los ídolos que Almeyda bajó de su pedestal

“Nadie dijo que los que vuelven deben quedarse a vivir en River”, largó el entrenador, quien les bajó el pulgar a Cavenaghi y al Chori Domínguez. Adiós al tridente millonario.



#

fútbol de afa

FBaires

Cavenaghi y Domínguez llegaron a principios de temporada a River para dar una mano en el ascenso.

“Por ahí la forma no fue la correcta, puede ser, pero las decisiones hay que tomarlas y soy el entrenador que debe pensar en el proyecto y en el equipo que pretendo para Primera”. Así lo manifestó Matías Almeyda, después de la decisión de que Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez no sean tenidos en cuenta para la temporada 2012/3.

El Pelado tomó esa determinación luego de acordar su continuidad con el presidente, Daniel Passarella; y le dejó al club la responsabilidad de comunicarlo a los propios jugadores.

En referencia a las razones, el técnico dijo: “No hay nada personal, nada extraño, tengo ganas de hacer otro tipo de equipo. Es algo futbolístico. Tengo mis motivos, pero no tengo por qué hacerlos públicos. River es más importante que cualquier apellido”, explicó. “Pretendo un equipo distinto, la Primera es diferente y quiero darles más oportunidades a los chicos del club como (Lucas) Ocampos que es delantero y lo usé de volante y de (Rogelio) Funes Mori”.

Luego agregó: “No se puede andar dando explicaciones de cada jugador que se va y nadie dijo que los que vuelven deben quedarse a vivir en River, que está por encima de todos, de Passarella, de Almeyda o de (Enzo) Francescoli”.

Almeyda contó que en estas cosas a veces no se sabe bien cómo manejarse y destacó: “Si hablás porque hablás, y si no la hacés te critican porque no decís nada.

Sobre el futuro de Cavenaghi, que quedará con el pase en su poder, Almeyda dijo que tiene 28 años y que le queda mucha carrera por delante: “Puede jugar donde quiera, no hay nada personal en la decisión. Solamente quiero otra cosa para el equipo en la temporada que viene”.

El ‘Pelado’, quien ayer se cortó el cabello en cámara debido a la promesa que hizo si River salía campeón, también fue consultado sobre los refuerzos que podrían llegar y advirtió: “No voy a dar nombres porque luego se encarecen los pases”; aunque reconoció que le gusta César Delgado, el ex delantero de Rosario Central.

Por otra parte, el DT destacó que le pidió a Passarella que Rogelio Funes Mori, de muy buenos rendimientos en la recta final del torneo de la B Nacional, no sea transferido.

Sobre la pretemporada, que comenzará el 11 de julio, x señaló que evalúan la posibilidad de realizarla en Costa Rica, en México o en Estados Unidos por el clima favorable para el trabajo, que sería complementado con algunos amistosos.


Comentarios


Los ídolos que Almeyda bajó de su pedestal