Los mercados aplauden, pero piden cautela

El blindaje financiero y los efectos producidos por la baja de tasas de la Reserva Federal en los Estados Unidos ahuyentaron los fantasmas sobre la situación de la economía argentina. La salida de la recesión ya no parece lejana. Sin embargo, los economistas advirtieron que se debe caminar con pies de plomo. Recomiendan esperar más bajas de las tasas para canjear deuda.

El ministro de Economía, José Luis Machinea, habitualmente con gesto adusto, debe estar sonriendo.

Menos de dos meses después de que el estancamiento de la economía y una crisis política lo llevara a buscar un paquete de ayuda financiero por unos 40.000 millones de dólares para evitar que el país incumpla en el pago de su deuda, Argentina empieza a ponerse de pie.

Sin embargo, los economistas advirtieron ayer -un día después de un exitoso canje de deuda- que Argentina debe andar con pies de plomo.

La tercera economía de Latinoamérica debería tomarse su tiempo y dar señales de que está por recuperarse de 31 meses de estancamiento. Tras reunirse con el secretario de Tesoro de Estados Unidos esta semana, Machinea dijo que lo peor ya había pasado para Argentina, cuya economía atravesó una dura recesión en 1999 de la que nunca pudo salir durante el 2000.

Pero el respaldo del paquete de 40.000 millones de dólares liderado por el FMI y una avalancha de factores externos favorables han ahuyentado muchas de esas preocupaciones, como quedó demostrado con el exitoso canje de deuda de esta semana. El gobierno obtuvo 8.300 millones de dólares en oferta para intercambiar bonos de corto y mediano plazo para dos nuevas emisiones de bonos de mayor duración.

Los resultados del canje, para Javier Finkman, director del área de investigación de HSBC, “muestran que hay un grupo de inversores (...) deseosos de extender la duración del riesgo argentino en su portafolio”.

Inversores contentos

Los inversores celebraron el canje y dijeron que facilitaría a Argentina la emisión de deuda en mercados extranjeros.

Argentina planea dos canjes más de deuda - un canje de eurobonos por 1.000 millones de dólares y otro por 3.000 millones de dólares en el que se reinvertirán cupones cobrados por bancos locales- y uno saldría antes del final de marzo.

Pero los economistas señalaron que Argentina debe actuar con la misma prudencia que llevó al éxito a las recientes emisiones. “Lo que el gobierno tiene que hacer, dado que ahora cuenta con fondos, es esperar más bajas de las tasas de interés (de la Reserva Federal de Estados Unidos) y una mejora en su riesgo país como una manera de capitalizar esos bajos intereses”, dijo Finkman.

“Si hace todos los canjes ahora, va a congelar la situación en una tasa alta”, agregó.

La economía argentina recibió un gran favor por parte de la Reserva Federal, que redujo las tasas de interés el mes pasado. Los inversores creen que se vienen más bajas en las tasas. La reducción disminuyó los costos de los préstamos argentinos, ya que debido a su sistema de conversión que ata el peso al dólar, la Fed establece las tasas de interés para el país. (Reuters)

Mayor seguridad jurídica

Empresas extranjeras del sector alimenticio expresaron al ministro de Economía, José Luis Machinea, su preocupación por que exista una “mayor seguridad jurídica” ante la reforma tributaria que planea poner en marcha el gobierno el año próximo.

Así lo informó el titular de la Coordinadora de Industrias de Productos de la Alimentación, Alberto Alvarez Gaiani, tras un encuentro que mantuvieron empresarios del sector con funcionarios de Hacienda.

A la reunión asistieron representantes de las empresas Cadbury-Stany, San Miguel, Arcor, Molinos Río de la Plata, Nestlé, Nobleza Piccardo y Massalin Particulares.

Según afirmó Alvarez Gaiani, “empresas de capital extranjero expresaron su preocupación por que haya mayor seguridad jurídica ante la posibilidad de que haya nuevos impuestos o se quiten otros”. (DyN)


Comentarios


Los mercados aplauden, pero piden cautela