Los piercings, una de las nuevas tendencias estéticas que a veces lastiman

Advertencias de un cirujano especialista.

CHOELE CHOEL (AVM).- Algunos de los nuevos conceptos estéticos lastiman y pueden dejar secuelas graves. En poco tiempo en el Valle Medio se atendieron tres casos de chicos con infecciones graves por haberse colocado piercings en distintas zonas del cuerpo. En uno de los casos, un adolescente tuvo que ser sometido a un tratamiento, que se extendió por varios días y se debió apelar al uso de antibióticos de tercer y cuarto orden, que cuestan un promedio de 2.000 pesos por día, e incluso recurrir a un infectólogo.

Para el cirujano Germán Rosas los casos son muchos más de los que la gente piensa. Hay un alto porcentaje de infecciones que afectan: pabellones de la oreja, nariz, lengua y hasta otros sitios. Y algo similar sucede con los tatuajes.

“De un tiempo a esta parte tengo mucha consulta de colocación de piercings, de la extracción de tatuajes para el ingreso a las fuerzas policiales o las fuerzas militares. Pero estamos viendo muchas complicaciones con los piercings sobre todo. Y complicaciones severas. Grandes abscesos de pabellón auricular, grandes lesiones de piel, producto del accionar de gérmenes complejos, que son gérmenes no habituales para una infección dérmica o de la piel. En este caso hay que concientizar sobre todo a los adolescentes, porque de cada diez chicos cinco tienen algún tipo de problema con su piercing, y la verdad es muy alto el porcentaje de complicación”, sostuvo el cirujano de amplia trayectoria en la zona, dado que también participa del programa de cirugías reparadoras Caritas Felices.

Se relatan además dos casos más también graves sucedidos hace pocos días: una chica de Beltrán, que tuvo un grave infección en la lengua y otra adolescente con un severo problema en una de sus orejas.

Sobre las posibles complicaciones, Rosas remarcó que “van desde una infección leve hasta la infección grave de pacientes que hemos tenido internados hasta diez días con antibióticos de tercera o cuarta línea, en la generación de este tipo de medicamentos. Se trata de antibióticos de muy alto espectro que, además, son muy caros y que hay que mandarlos a pedir por que no se consiguen en la zona, dado que no son de uso habitual”, sostuvo el profesional.

“La verdad es que es preocupante porque son adolescentes los que deben ser sometidos a estos tratamientos”, indicó.

Tras las infecciones que puede provocar ponerse un cuerpo metálico extraño, sostuvo que “quedan secuelas sobre todo en los pabellones de la oreja. Tenemos pacientes con este tipo de secuelas y tenemos pacientes que han quedado con secuelas en el ombligo, en la nariz, en la lengua, y en otros lugares. Este tipo de consecuencias se genera porque no están dadas las medidas de asepsia y antisepsia necesarias para la colocación de estos elementos metálicos. Nosotros sabemos de los procedimientos invasivos, vivimos de esto. Todos lo cirujanos de la zona, y los médicos de los hospitales y las guardias vemos este tipo de complicaciones”.

Agregó que “por la complejidad que se genera a veces hemos tenido que intervenir llamando a infectólogos para cortar este tipo de patologías, de otros lugares del país para poder aislar el germen y recién ahí poder tratarlo. Las secuelas son estéticas, porque si un chico que perdió el cartílago del pabellón, se le puede reparar pero ya no es lo mismo o igual al pabellón del otro lado”. (AVM)

sergio escalante

sergescalante@hotmail.com


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios