Lucha por el derecho al aborto en América Latina

Por Mabel Bellucci

En el Quinto Encuentro Feminista de América Latina y el Caribe -realizado en San Bernardo, Argentina, en 1990- surgió de manera unánime la propuesta de designar el 28 de setiembre como "Día Latinoamericano de Lucha por el Derecho al Aborto". La elección de esta fecha no fue caprichosa: partió de un grupo de activistas feministas brasileñas como recordatorio a la resolución de la libertad de vientres en ese país, llevada a cabo en 1888, según la cual las hijas e hijos de esclavas nacían libres.

El derecho al aborto es un derecho humano de las mujeres a decidir sobre la interrupción voluntaria de su embarazo. Una potestad que como tal otorga la facultad de ejercerlo o no de acuerdo a las propias creencias religiosas, a las condiciones materiales de existencia y a los deseos de asumir una maternidad, entre otras tantas razones. Por lo tanto, su despenalización no obliga a nadie a hacer nada si no lo considera necesario.

Entre las tantas debilidades de estas democracias latinoamericanas cada vez más intolerantes en el reconocimiento y ampliación de los derechos ciudadanos, cabe señalar la falta de límites entre el poder del Estado y la Iglesia Católica. Ello fue generando un perfil de fuerte oposición de las políticas institucionales hacia la diversidad sexual, el derecho al aborto y las campañas por el uso del preservativo como método anticonceptivo y preventivo del HIV/sida y de las enfermedades de transmisión sexual.

En la Argentina, hace cuatro décadas atrás se realizaba un aborto cada dos partos. En la actualidad, con alrededor de 720.000 nacimientos por año, se produce aproximadamente un millón de abortos. Por lo tanto, se podría suponer que el aborto se ha constituido en un método más de regulación de la natalidad básicamente en los sectores populares.

El aborto más frecuente es en mujeres de 25 a 30 años (es la edad que constituye el 20% de los partos). De acuerdo a datos suministrados por la Red Informativa de Mujeres de Argentina (RIMA) "el 29% de las muertes maternas en la Argentina se produce por abortos realizados en forma clandestina, según un estudio del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam). Las estadísticas proporcionadas por el mismo corresponden sólo al sector de salud pública. Y no incluyen a un 50% más de muertes por subregistro, es decir, muertes que aparecen inscriptas en el hospital público por paro cardiorrespiratorio y no por las causas que llevan a la internación. Asimismo, los especialistas establecen que el 80% de las muertes maternas tienen causas evitables. Entre ellas, el aborto realizado en forma clandestina constituye el motivo principal de estas muertes".


Comentarios


Lucha por el derecho al aborto en América Latina