Lula asumirá en medio de un inmenso festejo

Por primera vez una asunción será virtualmente un carnaval.Sólo la llegada del Papa, la selección o Ayrton Senna lograron algo similar.Habrá al menos seis jefes de Estado latinoamericanos en la ceremonia.

BRASILIA- Sólo la selección pentacampeona mundial, el Papa y el fallecido piloto de F-1 Ayrton Senna consiguieron aglomeraciones iguales a las que espera el presidente electo Luiz Inacio Lula da Silva, que por primera vez convirtió la investidura presidencial en una fiesta popular en Brasil.

«Participa de la mayor fiesta popular. Podrás decirles a tus hijos y nietos: yo participé», proclaman incansables altavoces rodantes por toda Brasilia. El ex obrero metalúrgico de 57 años que dirigió las feroces huelgas sindicales del fin del régi-men militar y que al frente de su partido de los Trabajadores ganó las presidenciales en Brasil, decidió que su llegada al poder, el miércoles, sea una fiesta del pueblo.

Lula asumirá en una ceremonia oficial en el Congreso y recibirá la banda presidencial en el Palacio de la Presidencia, ante al menos seis presidentes latinoamericanos y representantes de numerosos países, pero a las puertas de estos edificios habrá una fiesta popular paralela.

Esa fiesta está siendo diseñada por el famoso publicista Duda Mendoça, quien condujo la campaña de Lula y ha programado espectáculos con el popular cantante y futuro ministro de Cultura Gilberto Gil y hasta un recorrido del presidente en Rolls Royce abierto.

Se esperan 150.000 personas y al menos 1.000 autobuses de todo el país. Hasta un cámping gratuito para unas 10.000 familias sin recursos está a disposición de los visitantes, que reciben instrucciones en carreteras, aeropuertos, y hasta en un número 0800.

«Sólo Ayrton Senna, la selección y el papa consiguieron una movilización parecida en Brasilia. Nunca un presidente», proclama el responsable del PT capitalino, Wilmar Lacerda. Las avenidas de Brasilia ya están de gala. Ayer, el voluntario Max D'Oliveira y 50 colegas estaban terminando de colocar 9 km de tela verde-amarilla de la bandera brasileña y roja del PT.

El PT distribuirá centenares de miles de viseras, adhesivos y banderines con la leyenda «Yo participé de este cambio».

Pero no todo es gasto, ya que el izquierdista partido de Lula está haciendo negocio con la venta de un «kit souvenir de la investidura», a cuatro dólares, con camiseta, banderines y gorra.

La pequeña sede del PT en Brasilia no da a basto con permanentes colas de gente intentando adquirir cualquier producto con la marca «investidura de Lula».

«No soy afiliada al PT, pero voté por Lula, porque creo que es una esperanza, y si los brasileños no tenemos esperanza, estamos acabados», dice mientras firma un cheque de compra Viviane Vieiro, quien irá a la fiesta con 30 familiares.

Los peregrinos ya comienzan a concentrarse frente al Palacio Presidencial para no perderse la llegada de Lula el 1 de enero.

Antonio Francisco dos Santos, de 60 años, recorrió a pie 1.100 km desde su casa hasta Brasilia, empujando un carrito con la insignia: «Rumbo a Brasilia, a la investidura del presidente».

A su lado Robson Messias, un profesor de 32 años del Movimiento de los Sin Tie-rra llegado en 'autostop' desde el norte y trajo una carta para Lula. «Señor presiden- te. Vengo observando la situación de nues-tro pueblo brasileño que pasa hambre en nuestro país tan rico», comienza la misiva.

El pescador amazónico Francisco de Assis Brito, de 62 años, que diseca pirañas para turistas, llegó a la investidura gracias a su ahorro para comprar un billete de avión.

«Prometí que el día que Lula ganara, iría a Brasilia», afirma satisfecho de su hazaña viajera. Muchos de los que estarán en esa popular investidura son una imagen del Brasil que Lula se encontrará cuando asu-ma el poder, un país con 54 millones de pobres, casi un tercio de sus 170 millones, a los que ha prometido un Brasil sin hambre y con justicia social. (AFP)

«Los logros serán reconocidos»

BRASILIA.- El presidente brasileño, el socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso, quien dejará el poder este miércoles, afirmó que los logros de sus ocho años de mandato serán reconocidos con el tiempo.

«De aquí a algunos años el país reconocerá lo que ha sido hecho», afirmó en entrevista con el diario Jornal do Brasil publicada ayer.

«El control de la inflación, la estabilización de la moneda, los resultados de las privatizaciones, esos avances incluso la gente de la oposición comienza a admitirlos», evaluó Cardoso, el presidente socialdemócrata que asumió el poder por primera vez en 1995 y reelecto en 1998.

Cardoso destacó el actual «proceso de transición», que, según él, «demostró que la democracia brasileña está más sólida que nunca».

Lula y Cardoso tenían previsto cenar juntos ayer y mantuvieron una reunión el viernes de noche. El presidente saliente destacó también un gran número de «obras físicas» de infraestructura y sociales, que formarán aprte de su legado.

«Sin el segundo mandato no habría podio promover avances relevantes en el área social», destacó el presidente, que ha reconocido que en la lucha contra la pobreza, la prioridad de Lula, queda mucho por hacer. «Puedo haber perjudicado mis índices de popularidad, pero la evaluación final será hecha por la historia», concluyó. (AFP)

Sin inflación, pero con un ejército de pobres

BRASILIA.- Tras ocho años en el poder, el presidente socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso pasará a la historia como el mandatario que controló la inflación y alzó la voz de Brasil en los foros internacionales, pero deja de herencia una pesada deuda pública y fuertes demandas sociales.

Su sucesor, el izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, recibirá una abultada deuda, que roza el 60% del Producto Bruto Interno, carencias sociales y una economía que registró un crecimiento medio de 2,4% durante la era Cardoso pero es insuficiente para cubrir el desempleo estructural y dar trabajo a los 1,5 millones de jóvenes que cada año se suman al mercado laboral.

Al mérito indiscutible de Cardoso de haber puesto fin a la inflación gracias a la aplicación del Plan Real en 1994, se suman las críticas por su política de apertura al capital extranjero.

En los primeros años de mandato, en particular, privatizó empresas y vendió bancos. Los críticos se preguntan a dónde fueron a parar los más de 100.000 millones de dólares recaudados. a la vista de los 200.000 millones de deuda externa que deja. A ello se suman las condiciones impuestas por el FMI a cambio de conceder 30.400 millones de dólares de asistencia.

El nuevo gobierno tendrá que ahorrar un equivalente al 3,75% del PBI para hacer frente a sus compromisos.

Cardoso puso orden en las cuentas públicas con la ley de Responsabilidad Fiscal, que impide a los administradores gastar más de lo que recaudan, adoptó el cambio fluctuante (enero de 1999) y aunque durante su gobierno mejoraron los índices sociales, la distribución de la renta sigue siendo de las más injustas del planeta.

Según el último Indice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la duodécima economía mundial ocupa el puesto 73 de 173 países en indicadores socia-les. Tiene 54 millones de pobres en una población de 175 millones de habitantes.

Más de 40 millones de brasileños viven con un salario mínimo, que con la devaluación del real, que en lo que va de año ha perdido casi la mitad de su valor, se sitúa en torno de los 60 dólares mensuales. Las crisis asiática (1997), rusa (1998) y argentina (desde 1999), en el exterior, y la energética en el país, sumadas a las incertidumbres desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, obligaron a Cardoso a convertirse en bombero. También tuvo que bloquear los intentos de la oposición de investigar las numerosas sospechas de corrupción que recaían sobre sus allegados políticos. (AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora