Los abdominales se hacen en la cocina

Comer para perder grasa, minimizando la pérdida muscular y complementando con ejercicio son las claves para lograr un abdomen plano.

27 nov 2017 - 12:00

Para tener la “panza chata” y que se noten los abdominales, el nivel de grasa corporal debe ser bajo, ya que el 80% de los resultados se logran a través de un factor clave: la alimentación. Es un error creer que un abdomen plano y marcado se logra haciendo cientos de abdominales por día. Para que se noten y se marquen primero hay que reducir la grasa que está alojada sobre los músculos. No importa cuantos se hagan si lo que se come no es lo adecuado.

El secreto está en comer saludable y hacer ejercicio, la idea es perder grasa tratando de no perder masa muscular y para ello es fundamental ingerir alimentos sin procesar, reducir los excesos de azúcar, las comidas refinadas, los fiambres y embutidos. Una buena opción para lograrlo es incluir siempre carnes, los huevos y los lácteos ya que aportan proteínas para construir masa muscular y otorgan saciedad. Las grasas saludables como la del aceite de oliva, coco, la palta, los frutos secos, el cacao y los aceites de pescado también son fundamentales. Los vegetales crudos o cocidos son un pilar importante porque aportan fibra con mucho volumen y baja densidad calórica mientras que las frutas dan energía de rápida utilización, ideales para consumir antes de hacer actividad física. Con respecto a los cereales es mejor incorporar los enteros y sin procesar como quínoa y avena siempre controlando la cantidad y disminuir el uso de cereales como el trigo y el arroz, sus harinas y todo lo que sea procesado.

Con esta selección de alimentos se logran buenos resultados ya que al consumirlos se obtiene mayor saciedad, más rendimiento, haciendo que se utilicen las reservas al hacer ejercicio, perdiendo la menor cantidad de masa muscular posible y logrando de a poco que la cintura se vaya afinando sin hacer grandes restricciones.

Los abdominales se hacen en la cocina
Leche de almendras

1 taza o 100 grs de almendras

1 litro de agua

1 cdita de extracto de vainilla

Stevia a gusto

Dejar las almendras en remojo toda la noche para que se activen, enjuagarlas, licuarlas con el agua limpia y demás ingredientes hasta que queden blancas. Colar en un colador fino o un filtro vegetal. Guardar en una botella de vidrio en la heladera, dura al menos tres días.

Los abdominales se hacen en la cocina
Seis hábitos saludables
Incorporar más agua y menos refrescos
Hacer al menos cinco comidas diarias
Realizar ejercicio frecuente
Controlar las porciones
Incorporar frutas y vegetales
Descansar

Si tenés a mano las frutas, hay más posibilidades de que la incluyas en tu alimentación. Es simple! Las ves, las comes! ??

Una publicación compartida de Lunes Saludable (@lunessaludable) el

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.