Macri insistió con que es víctima de “agresión política”

El jefe de gobierno porteño declaró hoy en la legislatura por más de cuatro horas. Defendió el nombramiento de Palacios al frente de la Policía Metropolitana. Dijo que la embajada de Israel le había dicho que “era amigo” de ese país.

ESCUCHAS ILEGALES

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, acusó hoy al ex presidente Néstor Kirchner de concretar una “agresión política disfrazada de causa judicial” en su contra, al declarar ante la comisión de la Legislatura de la Ciudad que investiga el espionaje telefónico.

En tanto, los integrantes opositores del nuevo cuerpo lo acusaron de alentar “tareas de inteligencia” desde la Policía Metropolitana y criticaron con dureza al ex jefe de esa fuerza Jorge Palacios, cuyo nombramiento fue defendido por Macri al asegurar que la embajada de Israel en Buenos Aires le había dicho que “era amigo” de ese país.

El máximo responsable de la administración capitalina replicó así el cuestionamiento de varios diputados que le criticaron que haya desestimado las denuncias de encubrimiento del atentado contra la AMIA efectuadas contra Palacios, procesado y con prisión preventiva por el delito de “asociación ilícita” en la causa del espionaje telefónico.

El ex presidente de Boca Juniors, además, volvió a fustigar al juez de la causa, Norberto Oyarbide, al sostener que el magistrado “se propuso sistemáticamente hechos que llevasen” a su procesamiento como integrante de la organización dedicada a realizar escuchas ilegales. “Esta es una agresión política disfrazada de causa judicial. Esta es una agresión contra alguien que no está dispuesto a someterse a la voluntad del kirchnerismo. Fue conducida por Néstor Kirchner, utilizando a agentes de la SIDE y a un juez que se propuso sistemáticamente hechos que llevasen a procesarme, (Norberto) Oyarbide”, enfatizó Macri.

Luego, el jefe comunal -quien fue interpelado entre las 8.47 y las 13.5- defendió la designación de Palacios como jefe de la Policía Metropolitana.

“El nombramiento de Palacios se basó en sus antecedentes técnicos, debidamente chequeados en 2002 y rechequeados en el 2009”, adujo Macri.

Además, enfatizó que desestimó las acusaciones contra el ex jefe de la fuerza de seguridad sobre encubrimiento del atentado contra la mutual judía AMIA porque las “máximas autoridades” de la embajada de Israel en Buenos Aires le dijeron que Palacios “era amigo” de esa nación.

“Fui en persona a la embajada de Israel para preguntar si ellos tenían alguna duda de que el señor Palacios podía haber sido parte de un encubrimiento o tenido algo que ver con el atentado. La embajada me contestó que ninguna, me contestaron incluso que era un amigo de Israel y que, por eso, lo habían condecorado y reconocido”, resaltó.

Además, Macri aseguró que la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) le brindó similares referencias del ex comisario de la Policía Federal.

Desde otra posición, el diputado kirchnerista Diego Kravetz denunció que en la gestión de Palacios al frente de la seguridad del club Boca Juniors fue cuando “más se consolidó el poder de la barra” brava.

En una línea similar, el diputado del Partido Socialista Julián D’Angelo acusó al jefe de gobierno de la Ciudad de haber “militarizado” a la Policía Metropolitana con efectivos que “defendieron” a la última dictadura, entre los que mencionó al ex jefe de la fuerza.

A su turno, el legislador porteño Marcelo Parrilli (MST-Nueva Izquierda) denunció que la cúpula de la Policía Metropolitana está compuesta por “genocidas” del denominado Proceso de Reorganización Nacional.

“Siguen en sus puestos Raúl Ferrón y el resto de los 37 genocidas que están en la cúpula de la Policía Metropolitana”, enfatizó Parrilli.

El presidente del bloque Encuentro Popular por la Victoria en la Legislatura porteña, el kirchnerista Juan Cabandié, consideró que “es una constante” de la administración capitalina el “tufillo a inteligencia”.

“No lo vamos a echar ni a tirar por la ventana, quédese tranquilo”, le dijo el secretario nacional de Juventud del Partido Justicialista (PJ) a Macri.

“Usted no deja la lógica de echar culpas por fuera”, advirtió Cabandié y cuestionó que haya responsabilizado a Kirchner por la supuesta promoción de la causa a cargo de Oyarbide.

El jefe comunal, por su parte, defendió a la Policía Metropolitana al negar que tenga un perfil de “inteligencia” y definirla como una fuerza de “proximidad”.

“Destacar que 20 sobre 956 efectivos tienen antecedentes de inteligencia es una interpretación caprichosa”, replicó Macri.

El jefe comunal, por último, dijo que esos 20 integrantes de la fuerza de seguridad “no realizan tareas de inteligencia, sino otras que tienen que ver con la proximidad”.

DyN


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora