Logo Rio Negro

Malestar por el "incumplimiento" de los turnos de castración en Roca

Integrantes del grupo Ranhu expusieron en redes sociales el malestar por la suspensión de la prestación sin aviso previo. Desde el municipio alegaron que se debió a una falta de personal.




El grupo Ranhu - Sin maltrato Animal manifestó su enojo por la cancelación de la atención del quirófano fijo municipal ubicado frente a la planta de residuos. Cerca de 35 familias fueron alertados el jueves sobre hora de la falta de personal para llevar adelante la castración de sus perros y gatos.

"A nosotros nos toca el quirófano fijo al lado del basural, o sea que si o si necesitas movilidad y mucha gente tiene que faltar al trabajo. El reclamo es por la gente, nosotros que insistimos con castrar y pasa esto", comentó Gabriela Salazar, voluntaria del grupo Ranhu.

Producto de la medida tomada sin previo aviso cerca de 35 animales quedaron sin atención, muchos de ellos pertenecientes a familias humildes que no puede acceder a un privado. "Siempre pasan estas cosas, pero la diferencia es que siempre nos avisaban un día antes", añadió Salazar.

Las proteccionistas atribuyeron la situación al funcionamiento irregular que sufre el área de Bienestar Animal luego del despido y posterior denuncia pública de la médica veterinaria a cargo. Desde Ranhu tomaron distancia con respecto a esa situación, pero enfatizaron en el cumplimiento de los turnos ya asignados.

Ranhu denuncia irregularidades luego del conflicto de la exveterinaria y el Ejecutivo. Foto archivo

En casos de extrema vulnerabilidad la agrupación trata de costear los costos de castración, aunque advirtieron la imposibilidad, por motivos económicos, de dar solución a todos. En el sector privado este tipo de intervenciones quirúrgicas ascienden a los 6 mil pesos, siempre dependiente del tamaño y peso del animal.

"Si es por dialogar siempre lo hicimos, pero por eso nos extraña esta situación", enfatizó la proteccionista. La comunicación con la dirección de Ambiente del Ejecutivo local siempre fue directa, aunque con algunas demoras en el cumplimiento de los pedidos.

El desplante ocasionado fue tomado como una falta de respeto hacia el sectores más humildes, que hacen uso de esta prestación gratuita.

La denuncia de la veterinaria


Lourdes Villanueva, la ex médica que desempeñaba funciones en el municipio, denunció la semana pasada su despido injustificado. Lo hizo a través de un video que se viralizó en redes sociales y llevó a los funcionarios a responder ante las acusaciones.

"Después de cumplir mi horario, llegada la tarde recibo una notificación de despido. Fue sin previo aviso, teniendo un legajo intachable y dando lo mejor de mí como profesional", expresó la mujer. También expuso la existencia de medicamentos vencidos y maltrato reiterado por parte de Laura Juárez, directora de Ambiente.

Por medio de un comunicado de prensa, las autoridades justificaron su accionar alegando que la veterinaria dejó de cumplir con las necesidades requeridas. "Su desempeño dejó de ser eficiente, generando serios inconvenientes para el normal funcionamiento del área e interfiriendo en el cumplimiento de los objetivos de trabajo", agregaron.

También se desmintió la existencia de irregularidades en el uso de medicamentos. Tildaron las declaraciones como "inciertas y falaces".


Comentarios


Malestar por el «incumplimiento» de los turnos de castración en Roca