Más de 3.000 hectáreas frutícolas fueron afectadas por el granizo

El golpe más duro lo sufrió toda la región de Villa Regina y Chichinales, en Río Negro. En Neuquén proyectan daños sobre unas 800 hectáreas. La tormenta del domingo también golpeó zonas productivas de Valle Medio, en la zona de Belisle, y del Alto Valle Oeste, en Cinco Saltos y Cipolletti.



Más de 3.000 hectáreas frutícolas fueron afectadas por las tormentas de granizo que se registraron el domingo en la región. En Río Negro algo más de 2.200 fueron dañadas mientras en Neuquén unas 800 hectáreas sufrieron los embates del clima.

La zona de Villa Regina y Chichinales fue la más afectada, con algo más de 2.000 hectáreas golpeadas. El número fue confirmado por el Secretario de Fruticultura de la provincia, Facundo Fernández, que ayer realizó junto a técnicos del organismo y productores de la región una recorrida por la zona afectada.

Al mismo tiempo indicó que también áreas productivas del Valle Medio, en la zona de Belisle, y del Alto Valle Oeste, en Cinco Saltos y Cipolletti, también se registró caída de granizo entre el domingo y el lunes, aunque con menor grado de fuerza que la tormenta registrada el domingo en Villa Regina.

Datos claves

US$35
son los millones que se estiman de pérdidas teniendo en cuenta el valor de la producción de 3.000 hectáreas.
2.200
fueron las hectáreas afectadas, como mínimo, en Río Negro tras la tormenta de granizo de días atrás.



El funcionario adelantó que desde la Secretaría se trabaja de manera acelerada para contar con una verificación y estimación real del porcentaje de daños que causó el fenómeno, para posteriormente avanzar en líneas de asistencia a los productores afectados, tanto sea con la declaración de emergencia por granizo, con lo cual se otorgarían beneficios con el diferimiento impositivo, o bien con la asistencia a los chacareros con los Fondos del Ente de Granizo y la posibilidad de asistencia con algún subsidio.

Al mismo tiempo insistieron en la necesidad de que todos los productores afectados por el granizo, estén adheridos al Ente de Granizo o no, hagan las denuncias por daños con la presentaciones de las declaraciones juradas ante sus respectivas cámaras, dado que hasta el 25 se extenderá el plazo para verificación de los daños.

“El epicentro de la tormenta se registró entre Regina y Chichinales; y si bien la fiscalización está en curso porque el lunes no se pudo avanzar por la presencia aún de agua en los cuadros, aún no tenemos certeza sobre los porcentajes de daños exactos”, dijo el titular de la Secretaría de Fruticultura de Río Negro.

Al mismo tiempo precisó que de acuerdo a las declaraciones juradas que se recibieron en la Cámara de Productores Agrícolas de General Enrique Godoy, Villa Regina, Chichinales y Valle Azul, son más de 2.000 las hectáreas que fueron afectadas en distinto porcentaje de daños por el granizo caído el domingo.

Gestiones por malla antigranizo

El Secretario de Fruticultura indicó que hay que avanzar en programas que permitan la accesibilidad a esta tecnología.
“Es uno de los objetivos estratégicos de la provincia; hemos crecido en hectáreas con malla antigranizo, si bien es mínimo en relación a la superficie que tenemos, todas estas señales que nos está dando el clima hacen que sea inminente que busquemos dar más soporte en esto”, remarcó Fernández.

Golpe a la producción neuquina

En solo 20 minutos todo el trabajo invertido en la cosecha de peras y manzana en Centenario quedó sepultado. Aunque todavía no se recabó el total del daño, se estima que el 60% de la producción se vio afectada.
Aunque fue corta, la potencia de la tormenta de la tarde del lunes 13, con sus enormes piedras de granizo, arrazó con 800 hectáreas de producción. Así lo informó el presidente de la Cámara de Productores, Héctor Basualdo. Explicó que además de la pera y la manzana, también quedó comprometida la fruta de carozo: “A la fruta que no marcó la arrancó de la planta”. La zona más dañada abarca desde calle 1 de la localidad centenariense hasta el acceso a Vista Alegre Sur.


Comentarios


Más de 3.000 hectáreas frutícolas fueron afectadas por el granizo