Menem negó los sobresueldos

Afirmó que María Julia Alsogaray debe tener una "confusión"





El ex presidente Carlos Menem sostuvo ayer por la mañana, durante una conferencia de prensa en La Rioja, que durante su gestión «no hubo sobresueldos». Y deslizó que «quizás la ingeniera María Julia Alsogaray tenga una confusión».

La ex polifuncionaria había asegurado que todo el gabinete menemista estaba al tanto de los sobresueldos que se pagaban entonces con fondos reservados de la SIDE.

Pero admitió que «lo que si hubo fueron gastos reservados no sobresueldos, y esos gastos estaban autorizados por el Congreso». «Quizás la ingeniera (María Julia) Alsogaray tenga una confusión, porque existieron los gastos reservados, totalmente secretos, para distintas tareas del gobierno que existen desde hace décadas», sostuvo Menem.

La reacción se veía venir. «Carlos no está nada contento con lo que hizo María Julia», fue la frase preferida de las últimas horas de los hombres que aún se mantienen cercanos a Carlos Menem. Hasta ahora, el menemismo prefería criticarla en sigilosos diálogos telefónicos. Allí hablan de una traición «a la corporación política», y recuerdan los casos de Emir Yoma o Víctor Alderete, dos menemistas que permanecieron muchos meses en la cárcel sin perder la discreción.

Pero María Julia es ahora la única ex funcionaria menemista presa, desde agosto del 2003, cuando quedó detenida por una multiplicidad de causas judiciales. Ella también había mantenido el silencio en prisión, pero en los últimos meses comenzó a destilar veneno contra sus ex compañeros de ruta. La muerte reciente de su padre, Alvaro Alsogaray, la liberó de compromisos.

«Muerto mi padre, no tengo frenos», les dice María Julia a los pocos amigos que la visitan en la prisión de Libertador y Cavia, en Palermo Chico. «Julita va a seguir batiendo el parche con los sobresueldos», advierten aquellos que conocen sus pensamientos.

Por otra parte, Menem sostuvo que el país soporta «una especie de gobierno autoritario», con «situaciones que sólo ocurrían en gobiernos militares» y denunció que los mandatarios provinciales que no se prestan «al juego» sufren «severas consecuencias». Además, apuntó contra el gobernador de La Rioja, Angel Maza, por entender que deja «cesantes a trabajadores» que decidieron acompañarlo en su campaña electoral para senador nacional. (DyN/Télam)


Comentarios


Menem negó los sobresueldos