Mi gato me lame, ¿por qué lo hace?

Muchos lo atribuyen a una demostración de cariño por parte del felino, aunque también puede ser un juego o la forma de decirle a otros animales que somos suyos.

Mi gato me lame, ¿por qué lo hace?

Aunque muchos digan que los gatos son mascotas muy independientes, también son cariñosos y adoran pasar tiempo con sus dueños. Su demostración de afecto, muchas veces, puede llamarnos la atención… sobre todo por la textura de la lengua.

Si tu gato te lame con frecuencia probablemente te preguntes los motivos que lo llevan a actuar de esa manera. Existen diferentes razones:

1. Como medio de vinculación social

Los gatos no sólo se acicalan a ellos mismos, sino también a los demás. Como hay ciertas áreas que son algo complicadas para “llegar”, siempre precisa la ayuda de otro felino (madre, hermanos, compañeros) para cumplir con la higiene personal. Esto no quiere decir que tu gatuno crea que estás sucio y por eso te lame, sino que es una manera de vincularse contigo intercambiando olores.

2. Como forma de expresar su cariño

¿Cómo hace para decirte que te quiere? ¡Lamiéndote! Para él eres su familia y por eso hace lo mismo que su madre cuando era bebé. De esta forma te demuestra su amor y también que está a gusto a tu lado. Además, puede ser una manera de hacerte un cumplido al expresar que se siente seguro en tu presencia.

3. Como reductor de la ansiedad

Si ves a tu gato lamiéndose a si mismo compulsivamente (a tal punto de lastimarse), o que se ha ensañado con tu mano o rostro, quizás se deba a que está pasando por un momento de gran estrés o ansiedad. Si experimenta estos síntomas, tal vez quiera lamer o chupar otras superficies y objetos como tela, plásticos, juguetes, etc. Así alivian sus tensiones.

4. Como juego

Jugar con nuestra mascota es realmente hermoso. Para los gatos, lamer a sus pares les recuerda la primera infancia cuando todavía no se habían separado de sus hermanos y su madre. Este vínculo que ha forjado contigo no lo deberías cortar. Por eso si en pleno juego te lame, permite que lo haga. ¡Está diciendo que se divierte mucho! Recuerda que los químicos que libera durante el juego le permiten relajarse y estar cómodo.

5. Como delimitación del territorio

Los gatos son muy territoriales. Tratan de dejar su marca en donde sea con el fin de que todos se enteren de que ahí vive él. Incluso considera que tú eres de su propiedad y por eso te lame. Las partículas que expulsa a través de la saliva se fijan en ti y ya quedas “marcado”.

6. Como intercambio de olores

Si tu minino últimamente está algo obsesionado con lamerte los dedos y las manos, es porque quizás has estado manipulando objetos que llaman mucho su atención. Es normal que te quiera lamer después de que cocines, trabajes con plantas o ciertos elementos.

Fuentes: La Vanguardia y agencias


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora