Humanizar los animales: ¿una tendencia peligrosa?

Tratar a los animales como personas, cambiando sus preferencias e instintos sin respetar sus necesidades propias, puede afectar a estos seres sintientes más de lo que imaginamos.

¿Qué tanto valoramos y respetamos a nuestros animales? Javier Campbell, instructor y educador canino roquense, reflexiona sobre los beneficios y desventajas de humanizarlos y si cumplimos con las necesidades que el animal requiere.

“Antes de adoptar un animal, se debe afrontar la responsabilidad y necesidades que este ser sintiente requiere”,

expresó Javier Campbell.


A pocos días de la conmemoración del día del animal, el instructor llama a la reflexión y a dejar el antropocentrismo de lado y ver a nuestras mascotas como una especie totalmente diferente al ser humano y empezar a preocuparnos por satisfacer sus necesidades, tan necesarias para poder desarrollarse como individuos sintientes y no utilizarlas para llenar un vacío.

La humanización en los animales ha llegado a tal punto que en varias ocasiones no se tiene en cuenta las necesidades del animal


Según Campbell, el ser humano es egoísta y cree que el mundo gira su alrededor y por eso es que, durante la educación de su mascota, se frustran al fallar en la comunicación. En toda comunicación debe haber un código común entre el emisor y el receptor – aclara- y al comunicarnos con nuestro perro debemos hacerlo de una forma que él pueda comprender. “Así se mejora el vínculo humano-animal y no habría tantos perros en estado de abandono”, afirmó.

Respetar sus instintos y vivencias es muy importante a tener en cuenta


Al humanizarlos cometemos malos manejos, además del exceso de alimentación – afirma – por ser muy permisivos en situaciones en las que no deberíamos serlo. Esto se asevera más, cuando se trata de cachorros al exagerar con los mimos y no se aprovecha este recurso de la manera correcta, empleando mal el tiempo y logrando en ellos, una dependencia innecesaria que, a veces con consecuencias muy malas, para su equilibrio emocional.
Para el instructor, se debe tener en claro la responsabilidad que lleva desde un principio adoptar un animal e integrarlo a la familia y no caer fácilmente en el antropocentrismo. Primero, debemos tener en cuenta si vamos a contar con el tiempo necesario para su crianza y, segundo, si contamos con recursos para una correcta alimentación, sanidad – además de la especie- el tipo de alimentación y como se debe educar.


No todo es ternura – afirma Campbell – porque el cachorro crece y en ese momento comienzan los desencantos. El animal empieza a mostrar su verdadero ser y si fue mal criado, la convivencia se torna en oportunidades, imposible de llevar adelante y esto termina en regalo o abandono del perro, como si fuera una cosa que se debe descartar.
El antropomorfismo es desde hace unos años una tendencia mundial – argumenta Campbell – y pensamos que nuestros perros son nuestros hijos y le damos características y emociones humanas como ejemplos: la ropa, zapatos, maquillajes, tinturas, bares donde van a socializar y sitios para festejar cumpleaños perrunos. “Me parece demasiado humano para un perro, no creo que ellos estén de acuerdo con estas situaciones y, peor aún, cuando se los obligan de forma poco amable a hacer ciertas cosas, por ejemplo, la colocación de las prendas y tantas otras acciones”, explicó.

Lamentablemente a veces las personas le hacen «vivir» situaciones que acostumbran los humanos y que no son aconsejables para los animales.


Para el profesional, el único aspecto positivo que tiene la humanización en los animales domésticos es que los tutores están más pendientes de sus mascotas dándole mejor alimentación y atención veterinaria, ya que antes solo comían las sobras y la atención veterinaria era escasa y al igual que su educación.
Como desventajas estas actitudes con nuestras mascotas pueden ser muchas, pero las más comunes son la poca tolerancia a la frustración, reacciones agresivas, perros muy miedosos y extremadamente asustadizos y problemas de obesidad, entre otras.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora