Modifican la regulación de antenas a pedido de las telefónicas

La ordenanza aprobada en 2016 tiene restricciones que las empresas objetan. Gennuso dijo que solo tocará la parte tributaria.



El Ejecutivo municipal impulsa cambios en la polémica normativa que regula la instalación de antenas, con el fin de atender las objeciones que formularon las principales compañías de telefonía celular.

El rechazo de las empresas a la ordenanza vigente mantiene paralizado desde hace dos años el emplazamiento de nuevas antenas e incluso llegó a la Justicia, ya que las principales telefónicas presentaron recursos de inconstitucionalidad.

El gobierno apunta ahora a adecuar el capítulo tributario de la ordenanza, cambiar la nomenclatura de algunas tasas y derechos y adecuarlo a las reglas vigentes en otros municipios. En Hacienda creen que de esa forma se desactivará la resistencia.

El proyecto de ordenanza fue presentado por el Ejecutivo en diciembre y el Concejo comenzó a evaluarlo hace una semana.

El intendente Gustavo Gennuso dijo que promueven cambios sólo de tipo fiscal, que consisten en dar “otros nombres” a las tasas y también en “adecuar algunos valores”, Pero aseguró que el ingreso para el municipio “va a ser el mismo”.

Las modificaciones responden a lo solicitado por las empresas, que se niegan a convalidar como antecedente un tipo de tributo nuevo que puedan replicar luego otros municipios.

Pero las quejas de las telefónicas van más allá de la cuestión tributaria. También objetaron que con la ordenanza vigente en Bariloche el límite para las estructuras sea de 14 metros, cuando antes se permitían de 20 metros e incluso más. Además indicaron que las perjudica la exigencia de emplazar las antenas sólo “en espacios públicos, predios o instalaciones municipales”, limitando la opción de arrendar lotes privados.

Para las empresas esas restricciones incurren en “exceso regulatorio, e invaden competencias federales”. Pero Gennuso aseguró que la modificación propuesta no se mete con esas reglas y las mantiene como fueron aprobadas en 2016. “Lo único es que se incluye una cláusula de excepcionalidad que no existía”.

Según el intendente, “ahora van a poder invertir y ya no habrá excusas”. Dijo que la solución estaría encaminada y que incluso la firma Telecom “se ajustó y presentó un plan de despliegue con la normativa vigente, que está a punto de ser aprobado”.

Con el nuevo texto habría una “tasa por habilitación de estructura soporte de antena”, una “tasa de verificación” y otra de “empadronamiento”.

Resolver la controversia sería indispensable para terminar con los juicios. “También implica discutir en profundidad cuánta conectividad queremos”, afirmó.


Temas

Bariloche

Comentarios


Modifican la regulación de antenas a pedido de las telefónicas