Mucho ruido y pocos refuerzos

River tiene varios nombres en carpeta, pero por ahora sólo contrató a Ferrari.



Después de una campaña desteñida como fue la del último Apertura, la reacción inmediata de un grande como River es salir a diestra y siniestra a copar el mercado de pases.

Seguramente no todos sus hinchas tendrán la misma posición.

Por un lado están los que preferirían privilegiar las inferiores, que tantas satisfacciones y dólares les ha dado al club por sobre los nombres altisonantes. En la otra vereda están los que piden a gritos jugadores que sean dignos de la gloria de River.

Lo cierto es que en el 'millonario' todo duele el doble si a la desgracia propia se le suma la dicha de los 'primos', que tuvieron un cierre de año soñado, mientras que por el lado de la 'banda' fueron todas pesadillas.

Más allá de las intenciones, por el momento la danza de nombres posibles supera ampliamente a los concretos. Sólo Paulo Ferrari es por el momento el que tiene todo firmado. El ahora ex Central era uno de los pedidos por Reinaldo Merlo, pero está claro que los deseos de Mostaza no terminan ahí.

“Ojalá se concrete lo de River”, se ilusionó Luciano Figueroa. Lucho cuenta con pocos minutos en el Villarreal, se viene la lista para Alemania '06 y todos quieren jugar para convencer a Pekerman. E Submarino acepta prestarlo, pero el jugador deberá rebajar sus pretensiones. Si lo hace, puede ser.

Como en Central y en Cruz Azul, si llega Figueroa podría hacer dupla atacante con el 'Chelito' Delgado, que es otra de las alternativas que se manejan en River.

El culebrón por Ariel Ortega amenaza con extenderse por varios capítulos más. Newell's rechazó l oferta de un millón y medio de dólares que le presentó River. Quieren 500.000 más y que el 'millo' se haga cargo de las cuatro cuotas de 300.000, que aún se le deben al Galatasaray de Estambul.

Uno de los que tiene más pretendientes es Leonardo Pisculichi. River es uno de los clubes que lo quiere y estaría dispuesto a pagar los 2.000.000 de dólares por el total del jugador.

El que está casi con un pie en Núñez es Osmar Ferreyra. El CSKA de Moscú está dispuesto a cederlo a préstamo y en las próximas horas pueden haber novedades. Otro que puede arribar es Pablo Barrientos, que se alejaría de Boedo para llegar a Núñez.

En el rubro defensores hay tres prioridades: Fabricio Fuentes, Fabricio Coloccini y Sebastián Domínguez. Todos cuentan con la aprobación de Merlo, que espera por la 'muñeca' de los dirigentes para que al menos uno esté bajo su mando en el Clausura.

Por último, Mostaza sabe que tendrá que defender varios frentes el año que viene y quiere que Germán Lux tenga competencia en el arco. El candidato es el '1' de Banfield Cristian Lucchetti.

Agradecimientos desde Colombia

Mientras River y Reinaldo Merlo barajan nombres, una de los incondicionales de Mostaza, Radamel Falcao García, anunció desde Colombia que continuará en River “por dos o tres años más” en agradecimiento con la institución.

“Uno debe ser agradecido. Aún no firmamos el contrato, pero todo va muy adelantado. Estamos tratando de llegar a un acuerdo y la intención fue siempre quedarme en River por todo lo que representa. La idea es arreglar por dos o tres años”, dijo. El juvenil delantero sufrió una distensión en los ligamentos cruzados de su rodilla derecha, por lo que los médicos le recomendaron volver a las canchas para mediados del próximo año.

“Estoy haciendo una muy buena rehabilitación, trabajo a doble turno, la evolución es importante y espero llegar al 1 de enero muy bien”, explicó, y luego señaló que “la idea es poder llegar de la mejor manera a la pretemporada del equipo. La verdad es que me siento mucho mejor”.


Comentarios


Mucho ruido y pocos refuerzos