La selección se corrió del ojo de la tormenta

A pocos días del Mundial y en un momento de extrema tensión política en esa región, la Selección decidió no jugar el amistoso ante Israel, en Jerusalén. Ahora busca un rival de emergencia.

06 jun 2018 - 00:00

Las camisetas de Lionel Messi con pintura roja, simulando ser sangre, terminaron de convencer a los futbolistas argentinos dar el visto bueno la cancelación.

Luego de un par de jornadas llenas de tensión, el partido entre Argentina e Israel fue suspendido. La AFA hizo caso al pedido de Palestina de no presentarse en Jerusalén para no quedar involucrado en un conflicto político.

Cuando la cancelación ya era un hecho, más allá de la falta de confirmación oficial por parte de AFA, Gonzalo Higuaín aseguró que fue la mejor decisión. “Al final pudimos hacer lo correcto. Lo primero es la salud y el sentido común. Creemos que lo mejor era no ir”, reconoció el atacante.

Todo se aceleró ayer por la mañana cuando un grupo de manifestantes se reunió frente a la ciudad deportiva del Barcelona, mientras se entrenaba la selección. Así el partido que debía jugarse el sábado 9 en el estadio Teddy Kollek de Jerusalén, comenzó a correr peligro.

Ahora la AFA está a la búsqueda de otro rival y no tiene mucho margen para conseguirlo. Una idea primaria es jugarlo en Barcelona ante alguna selección, que sería de tercer orden europeo como Malta o San Marino.

Se habló incluso de que Israel estaba dispuesto a mudar el amistoso a otra ciudad de su territorio. Se entiende que la AFA ya cobró el canon y los derechos televisivos por el partido, y está claro que ahora entrarán en juego aspectos que nada tienen que ver con lo futbolístico.

La selección habría percibido 2 millones de dólares para disputar el encuentro preparatorio.

Jorge Sampaoli, quien ya había expresado su descontento de tener un amistoso tan cerca del Mundial, cree que lo óptimo sería no moverse de Barcelona. Si se puede, jugar algún amistoso o ensayo intenso con los sparring de la Sub-20, y luego viajar directamente rumbo a Rusia.

Debido a los ataques sufridos por el plantel de Sporting Lisboa a manos de los hinchas del club, Marcos Acuña dejará el club luso. El Huevo fue uno de los damnificados y los medios portugueses dan por hecho que rescindirá unilateralmente su contrato con el club.

Aún se desconoce en que club podría recalar el zapalino.

El Huevo no volverá a Lisboa tras el Mundial
“El gobierno israelí ha convertido un encuentro deportivo regular en una herramienta política. Como fue ampliamente cubierto en los medios argentinos, el partido ahora se iba a jugar para celebrar el “70 aniversario del Estado de Israel”, dijo Jibril Rajoub, presidente de la Federación Palestina de Fútbol.
La raíz del reclamo palestino
redacción Central

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.