Mundialito Integrándonos, el fútbol como excusa para la inclusión

El Mundialito para personas con discapacidad se realiza en General Roca por décima vez, cumpliendo un rol inclusivo muy importante. En esta edición el fútbol femenino tiene su lugar por primera vez con seis delegaciones.





Los equipos están compuestos por jugadores que llegan de distintas delegaciones. (Foto: César Izza)

Los equipos están compuestos por jugadores que llegan de distintas delegaciones. (Foto: César Izza)

Con el correr de los años, el ‘‘Mundialito Integrándonos’’ ha crecido en cantidad y calidad, ya que despierta el interés de equipos de distintos lugares del país y cumple un rol muy importante en términos de inclusión.

Desde el martes se está disputando en General Roca una nueva edición, organizada por el equipo de profesionales de la Fundación Confluencia Patagónica para la Salud (Fundas).

A dejar todo. Cuando las papas queman hay que sacarla como sea. (Foto: César Izza)


En su décima versión, el evento tiene 19 delegaciones de la región y el país. En esta ocasión se incorporó el fútbol femenino, con 6 equipos. La cita nacional se encuentra enmarcada dentro del Programa Olimpiadas Especiales Argentinas y ya es un clásico.

Son cuatro canchas en el predio del Roca Rugby, donde los profes de olimpiadas especiales hacen un testeo para nivelar en tres categorías: A, B y C. De ahí se arman los equipos independientemente de la procedencia, lo cual no solo permite la posibilidad de competir para los participantes sino que también integra desde lo humano.

Datos a saber

4
días dura el Mundialito Integrándonos. Se lleva adelante en el predio del Roca Rugby Club.
19
delegaciones en total componen el torneo. Trece de varones y seis de mujeres. Son alrededor de 200 participantes.


Jugadores de lugares distintos, con vivencias e historias diferentes comparten equipo, lo que posibilita el desarrollo humano además del deportivo.

Chicos y chicas de Tucumán, San Luis, La Pampa, Río Negro, Buenos Aires, Santa Cruz llegaron a la Capital Nacional de la Manzana para jugar el torneo.

El ‘‘Integrándonos’’ finalizará mañana con la premiación, pero más allá de los trofeos, lo importante para quienes participan como deportistas, entrenadores, árbitros u organizadores es lo que deja como experiencia.

La camaradería entre los protagonistas es un aspecto que se repite en los cuatro días que dura el certamen. (Foto: César Izza)


Este saldo positivo que representa el Mundialito se desprende del esfuerzo de los organizadores para garantizar la realización mediante la gestión de fondos.

‘‘Es una tarea ardua. La situación económica nos obligó a muchos esfuerzos en la Fundación y por afuera, pero se va armando todo’’, señaló la presidenta de Fundas Martha Ramidán.


El femenino y su crecimiento contínuo



En sintonía con lo que ocurre a nivel país, con la profesionalización del fútbol femenino y el crecimiento en la difusión del deporte para las mujeres, el Mundialito Integrándonos cuenta por primera vez con esta rama.

De las 19 delegaciones, seis son de mujeres: dos equipos de Pilar, uno de González Catán, uno de Santa Rosa La Pampa, otro de Mercedes de San Luis y Color Esperanza de Ramos Mejia.

La interacción que se da entre los partidos es uno de los hechos más significativos que tiene el Mundialito como evento. (Foto: César Izza)

Comentarios


Mundialito Integrándonos, el fútbol como excusa para la inclusión