Rusia se acerca a Cuba en busca de aliados por la invasión a Ucrania

No cesan las visitas de altos funcionarios rusos a la isla en lo que va del 2023. Los expertos académicos descartan que vuelva a repetirse un volumen de ayuda como el que brindó la Unión Soviética. La crisis económica de Cuba demada gas y combustibles.

Urgida de nuevos socios comerciales y aliados políticos tras su invasión de Ucrania en 2022, Rusia se acerca cada vez más a Cuba, un paso bienvenido en una isla ávida de inversiones en medio de su peor crisis económica desde la implosión del bloque soviético en 1991.

La falta de gas y combustible golpea con fuerza en el interior de Cuba, dos recursos que sobran en Rusia.

En 2023 se multiplicaron las visitas de altos funcionarios rusos a la isla caribeña. Comenzaron en marzo con los viajes del secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, y el director ejecutivo de la petrolera Rosneft, Igor Sechin.

La Habana también tendió la alfombra roja, entre otros, al canciller Serguéi Lavrov y al asesor de Economía de la Presidencia, Maxim Oreshkin.

En este marco de acercamiento, se anunció la reanudación en julio de vuelos regulares desde Moscú hacia el balneario de Varadero, suspendidos tras la invasión rusa de Ucrania -el 24 de febrero de 2022-, lo que debe aumentar el flujo a Cuba de turistas rusos, quienes desde marzo pueden realizar operaciones bancarias en la isla con el sistema de pagos ruso MIR.

Fuertes aliados comunistas durante la Guerra Fría, ambos países vieron cortados abruptamente sus lazos en 1991 con la desintegración del bloque comunista soviético, con el que Cuba mantenía el 75% de su comercio, y casi única fuente de créditos.

A partir de 2005, después de tocar fondo, la relaciones entre Rusia y Cuba tuvieron una etapa de relanzamiento, pero nunca alcanzaron el nivel de intercambio actual, que Díaz-Canel calificó como un “periodo único”.

Aislada en foros internacionales y enfrentada al aumento de las sanciones económicas de Occidente tras su invasión de Ucrania, “Rusia necesita socios comerciales y aliados políticos, y América Latina ofrece la posibilidad de ambas cosas”, declaró Mervyn Bain, experto académico en las relaciones de Rusia con América Latina. Añadió que “no está claro a qué nivel” podrían llegar los vínculos con Cuba.

La ayuda “ni parecida” a la que brindó la URSS

“La Rusia de Putin no es la URSS, ni Putin está interesado en gastar miles de millones de dólares para mantener a Cuba dentro de la órbita rusa, y tampoco Rusia tiene esa plata para hacerlo”, declaró el académico Vladimir Rouvinski, de la Universidad ICESI de Cali, Colombia.

Advirtió que, “en todo caso”, la ayuda que podría brindarle Rusia hoy no sería “nada parecida” a la entregada por la antigua Unión Soviética a la isla durante tres décadas de alianza política, económica y militar.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios