Murió Constantino Juri, un grande del teatro y la ópera que dirigió en Roca

Tenía 96 años y fue víctima del coronavirus en Madrid. Fue el primer director de la Escuela de Teatro del INSA (hoy IUPA) en Roca, donde vivió dos años. Dirigió 80 óperas de enormes autores.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Juri vivió dos años en General Roca donde dejó su impronta. Murió en España, víctima del coronavirus. (foto: archivo)

Juri vivió dos años en General Roca donde dejó su impronta. Murió en España, víctima del coronavirus. (foto: archivo)

Constantino Juri, reconocido director teatral y operístico, y primer director de la Escuela de Teatro del INSA en Roca (actualmente IUPA), falleció hoy en Madrid a los 96 años, mientras desarrollaba a pleno su actividad artística.
El mes pasado salió a realizar un trámite, cayó en la calle y nunca se recuperó. El amigo y director artístico del Teatro Libertador de Córdoba, Hadrian Avila Arzuz, dio a conocer al diario La Voz del Interior que Juri falleció víctima del coronavirus. Él lo había invitado a dirigir ópera en esa acreditada sala de la provincia, de la que era oriundo el maestro.


Constantino Juri había estado en el Alto Valle durante varias oportunidades en los años ’70. Le propusieron dirigir comedia y aceptó con gusto. Estrenó en Roca “La importancia de llamarse Ernesto”, de Oscar Wilde. Luego puso en escena “Plaza suite”, de Neil Simon, y “La sentencia”, de Dinko Vargas, dramaturgo y ex jefe de Archivo de Diario Río Negro.


Durante dos temporadas ejerció la dirección de la Escuela de Teatro, a propuesta del mentor del ex INSA y luego IUPA Norberto “Tilo” Rajneri.
Luego se afincó en España para ocuparse tanto del teatro como de la ópera.
Juri había nacido en Morrison, Córdoba. Falleció hoy en la Fundación médica Jiménez Díaz de Madrid.

Constantino Juri, en una de sus últimas fotografías. (Gentileza La Voz del Interior)


Su última actividad, apenas días atrás de su desvanecimiento, fue en la obra “ Le cantatrici villane” de Valentino Fioravanti, los días 7, 8 y 9 de febrero de este año en el Teatre de Sarrià de Barcelona. Su trabajo había sido elogiado por la crítica, al remarcar “la divertida y dinámica dirección de escena del nonagenario director argentino Constantino Juri, afincado desde hace tres décadas en Madrid”.


El director cordobés Avila Arzuza confirmó ayer su deceso por el coronavirus, que angustia a todo el planeta. Fue él quien convocó a Juri para agosto de este año a dirigir en el Libertador.


Juri, en su propia página web se definía así: “No me es fácil hablar de mí mismo. Solo sé que cuando hago teatro, quiero hacer música, y cuando hago música, quiero hacer teatro. Mi única premisa, es ser fiel a mí mismo”.

Gigantesca actividad


En su muy extenso historial, Constantino Juri exhibe una dedicación plena al teatro, en calidad de actor, director de escena de teatro y de ópera, conferencista y profesor.


Debutó en el Teatro Colón con “La Serva Padrona” de Pergolesi en 1967.
Trabajó en los teatros más importantes del país y del exterior, tales como Sodre y Solís de Montevideo (Uruguay), Municipal de Santiago de Chile, Municipal de San Pablo y Municipal de Río de Janeiro (Brasil), en el Bellas Artes de México, y en España en los teatros de ópera de las ciudades de Oviedo, Bilbao, Málaga, así como en los festivales internacionales de Opera de Gran Canaria y en la ciudad de Reims (Francia).


Puso en escena alrededor de 80 títulos operísticos del gran repertorio abarcando compositores tales como Verdi, Puccini, Rossini, Donizetti, Massenet, Gounod, Mozart, Bizet y Bellini entre otros, y los estrenos en la Argentina de Lo Frate ´Nnamurato de Pergolesi, Le Cantatrice Villane de Fioravanti, L’Aglio nell´Imbarazzo y Rita de Donizetti, Crispino e la Comare, de Ricci, Il Crescendo de Cherubini e I Masnadieri de Verdi y los estrenos mundiales de Medea, de Guidi Drei y de Pedro Malasartes, de Camargo Guarnieri. Todos ellos en el Teatro Colón, y el último título en el Teatro Alvear de la ciudad de Buenos Aires.


También dirigió a cantantes argentinos
tales como Luisa Sofía, Ángel Mattiello, Bruno Tommaselli, Renato Sassola, Luisa Bartoletti, Tota de Igarzábal, entre muchos otros.


Asimismo dirigió zarzuelas, operetas y comedias musicales tales como Luisa Fernanda y El Murciélago, Hello Dolly con Nati Mistral en el Teatro Astral y el estreno mundial en el Teatro Casino de París de Revolver con Jairo, sobre la vida de Carlos Gardel.

"La Patagonia es muy fuerte"

En la Argentina, Constantino Juri ha dictado clases magistrales de teatro para cantantes y actores en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y en General Roca.


En Buenos Aires inauguró la temporada 2003 del Teatro Colón con Simon Boccanegra. El mismo año montó en escena La Bohème de Puccini en el Teatro Argentino de la Plata, y la zarzuela Luisa Fernanda, de Moreno Torroba, en Almendralejo (Extremadura, España).


El escenario es la droga más increíble. No se deja nunca. Tuve mucha voluntad y mucha suerte”, señaló Constantino cuando estuvo en Córdoba a dirigir el sainete Los tres berretines, en junio de 2011.


Sobre su estadía en nuestra región, esto dijo alguna vez: “Aquí viví dos años. La Patagonia es muy fuerte, por momentos te da mucha esperanza y en otros te distorsiona todo. Pero pienso que los que estamos en esto no tenemos una verdadera patria. Buscamos lugares donde poder crear, imaginar, donde realizar los sueños, en eso está la verdadera patria. Yo me siento muy bien aquí, como en Buenos Aires, en Córdoba”.


Montó más de cuarenta puestas de autores nacionales y extranjeros y trabajó con actores y actrices como Amelia Bence, María Rosa Gallo, Duilio Marzio, Luis Politti, Carlos Muñoz, Alejandra Da Passano, Esteban Peláez y Alicia Bruzzo, entre otros.


Comentarios


Murió Constantino Juri, un grande del teatro y la ópera que dirigió en Roca