Nación resolvió en contra pero Cortés niega acefalía



#

El titular de Empleados de Comercio dijo que actuó “una mano negra”.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Ministerio de Trabajo de la Nación hizo lugar a un planteo realizado por afiliados de la Asociación de Empleados de Comercio por supuestos vicios en el proceso electoral de 2010 en esa entidad y rechazó el recurso jerárquico interpuesto por la conducción que encabeza el secretario general Walter Cortés. La decisión de la autoridad laboral determinaría que los mandatos de la comisión directiva están vencidos y corresponde la intervención por parte de la Federación Argentina de Empleados de Comercio (Faecys) “para arribar a una solución del problema planteado”. Pero ayer Cortés informó desde Buenos Aires que existe una medida cautelar dictada por sala I de la Cámara Nacional del Trabajo “que resuelve en contra de lo que dice el ministro”. Dijo que los dos denunciantes que impugnaron la elección, Fabián Carro y Ariel Sandoval, “no son empleados de comercio”. Otros voceros consultados aseguraron ayer que el sindicato funciona con normalidad, con sus autoridades constituídas, y que no existe ninguna acefalía. Cortés dijo que el procedimiento administrativo seguido en Trabajo “es muy traído de los pelos”. Interpretó que existe “una mano negra que llama mucho la atención” y que relacionó con “algún empresario” de los que han padecido protestas callejeras de la AEC porque “no quieren pagarle a los trabajadores lo que corresponde”. A pesar del revés en la sede ministerial, el jefe sindical aseguró que “la institucionalidad de la Asociación de Empleados de Comercio de Bariloche se mantiene, porque hay una decisión judicial con efectos suspensivos”. Sumado a ello, ayer por la tarde el dirigente presentó en Buenos Aires un recurso ante Trabajo y una apelación ante la Federación Argentina de Empleados de Comercio. Según Cortés, el cuestionamiento tiene que ver con “aspectos formales” del acto electoral realizado en 2010, como la publicidad de la convocatoria en algunas sedes descentralizadas. Se preguntó cómo puede el ministerio desconocer la legitimidad de una conducción sindical electa “cuando ya en su momento otorgó la certificación” que la reconocía como tal. “No hay ninguna ilegalidad de fondo en esta situación, pero si es necesario dar elecciones nuevamente, la vamos a dar -aseguró el dirigente-. Lo real es que no pueden voltear una conducción después de dos años de mandato”.


Comentarios


Nación resolvió en contra pero Cortés niega acefalía